Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres detenidos por el gran alijo que llevaban un padre y su hijo en un yate

Los 465 kilos fueron hallados en una embarcación en Alicante tras ser entregado por un buque

Alijo de 465 kilos de cocaína incautado en un yate en Pilar de la Horadada. Ampliar foto
Alijo de 465 kilos de cocaína incautado en un yate en Pilar de la Horadada.

El alijo de 465 kilos de cocaína oculto en un yate en Pilar de la Horadada (Alicante) por el que fueron detenidos un padre y su hijo en enero ha provocado nuevos arrestos. Agentes de la Guardia Civil y de Aduanas han detenido a otras tres personas, dos españoles y un montenegrino, como presuntos miembros de una "organización dedicada a transportar con barcos de recreo importantes cantidades de cocaína que recogían de buques nodrizas".

El Ministerio del Interior ha informado de que la operación se inició en julio, cuando las fuerzas de seguridad tuvieron conocimiento de que el litoral de Alicante se había convertido en punto de acceso de cocaína que eran introducidas por yates que la recogían en alta mar.

En enero la Guardia Civil detuvo a un padre y a su hijo en un barco que resultó sospechoso a los agentes por las maniobras que realizó frente a la costa, según la versión que se ofreció entonces. Los guardias registraron la embarcación una vez fue amarrada en el puerto deportivo de Pilar de la Horadada y encontraron decenas de paquetes que contenían la cocaína, que en el mercado habría alcanzado un valor de 16 millones de euros.

El padre y el hijo, dueños del barco, pasaron inicialmente a disposición judicial del juzgado de Instrucción número dos de Orihuela acusados de un delito contra la salud pública por haber sido presuntamente los encargados de recoger la droga mar adentro. Según el comunicado distribuido hoy por Interior ninguno de ellos tenía, sin embargo, "relación directa con la organización criminal que había organizado el envío".

El alijo de 465 kilos incautado en enero fue presentado a la prensa por Serafín Castellano, exconsejero de la Generalitat y entonces delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, que meses más tarde fue detenido por agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) como presunto miembro de una trama que amañaba adjudicaciones de contratos para la extinción de incendios forestales.

Los nuevos detenidos se ocupaban, según el Ministerio del Interior, de "obtener las embarcaciones" utilizadas para transportar los alijos de cocaína "y de facilitar los medios técnicos y la infraestructura necesaria para trasladas y ocultar el estupefaciente".

En la operación han participado agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Guardia Civil de Alicante, de la Policía Nacional y la Agencia Tributaria, que han contado con la colaboración de la justicia holandesa.

Hace unos días la Guardia Civil mostró otro gran alijo intervenido en el puerto de Valencia, oculto en un cargamento de mermelada y compota, de 300 kilos de cocaína, con un valor de 10 millones de euros, según el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues.

El delegado señaló que en lo que va de 2015 se han aprehendido 1.500 kilos de esta droga solo en el puerto de Valencia. El año pasado fueron interceptados en esta infraestructura, una de las que más contenedores de mercancías mueve de España, 5.000 kilos de cocaína.

Más información