Más de 2.000 niños están sin beca comedor en el Baix Llobregat

El Consell Comarcal denuncia que los menores cumplen con los requisitos pero Enseñanza ha recortado la ayuda extraordinaria

Un niño en el comedor escolar.
Un niño en el comedor escolar.CARLES RIBAS

Casi un mes después de iniciado el curso escolar, más de 2.000 menores de la comarca del Baix Llobregat siguen sin tener beca comedor a pesar de que cumplen con los baremos establecidos por el Departamento de Enseñanza. El Consejo Comarcal, ente encargado de entregar las ayudas, denunció que el Gobierno catalán ha reducido la partida extraordinaria destinada a sufragar la ayuda. Desde Enseñanza se asegura que todavía hay peticiones sin resolver y culpa al Consejo por no entregar completa la documentación de las solicitudes.

Más información

Este año, los municipios del Baix Llobregat han batido el triste récord de solicitudes para acceder a una beca comedor. Se han recibido más de 11.000 peticiones, de las cuales ya se han otorgado 5.147 ayudas, para las que se han destinado 3,5 millones de euros.

Aunque desde el ente comarcal aceptan que aún hay solicitudes por resolver (Enseñanza las cifra en 1.216) también muestran “inquietud” por la disminución de la aportación extraordinaria que hace la Generalitat, que ha pasado de los 517.554 euros del curso pasado a 266.616 euros, una rebaja del 48%. El “recorte”, según el Consejo Comarcal, fue notificado hace pocos días por la Generalitat.

Esta aportación extraordinaria está destinada a cubrir las becas de los menores que, a pesar de cumplir con los requisitos que establece el decreto de Enseñanza, se quedan fuera de la primera convocatoria. Para acceder a una beca del 100% (el comedor vale seis euros al día), una familia de tres miembros tiene que certificar ingresos anuales inferiores a 6.780 euros.

En el Baix Llobregat se calcula que unos 2.000 niños se encuentran en esta situación. Y desde el ente municipalista aseguran que el 55% de los menores son beneficiarios de los programas de los servicios sociales de los diferentes municipios de la comarca, lo cual pone de manifiesto su delicada situación socioeconómica. “El Baix Llobregat tiene una de las rentas familiares brutas más bajas de todo Cataluña”, recuerdan desde el Consejo Comarcal.

La Generalitat recordó ayer que aún hay casos por resolver y derivó la responsabilidad sobre el Consejo Comarcal, al asegurar que muchos de los expedientes están incompletos por lo cual no se les puede dar respuesta. No es la primera vez que Enseñanza asegura que los entes locales no envían la información de manera correcta. Ya lo hizo en el curso 2013-2014. En teoría, la partida de becas comedor está abierta.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50