Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal pide “responsabilidad” a los diputados y los insta al diálogo

CC OO alerta de que la actual "polarización" pone en riesgo la cohesión social

Artur Mas, junto al presidente de Fomento, Joaquim Gay de Montellà. Ampliar foto
Artur Mas, junto al presidente de Fomento, Joaquim Gay de Montellà.

La patronal Fomento del Trabajo no se ha movido ni un ápice de la posición que defendía antes de las elecciones de ayer: prioridad para las políticas económicas y diálogo para desencallar el conflicto territorial. La organización empresarial ha pedido hoy "responsabilidad" a los grupos parlamentarios que constituirán el próximo Parlamento catalán y a los diputados elegidos en las urnas, a los que ha instado a "establecer un diálogo" en el marco de "la legalidad vigente". La patronal que preside Joaquim Gay de Montellà ha reclamado la formación de un "gobierno fuerte y estable" que dé prioridad a "la recuperación económica y empresarial".

Fomento del Trabajo se ha felicitado por el "excepcional índice de participación" en las elecciones, cuyos resultados ha definido como "una radiografía bastante nítida de la pluralidad y riqueza de la sociedad catalana". La entidad ha felicitado a "las listas ganadoras", que tendrán la posición "de preferencia" de un nuevo gobierno. A su juicio, este debe dar prioridad a la recuperación económica y ha recordado las propuestas que hizo llegar a todas las formaciones, desde una mejora de la fiscalidad hasta la preservación de "un marco jurídico y regulador seguro y estable". La patronal ha recordado, además, que la Generalitat es "esencial" para la "estabilidad económica y social" al manejar unos presupuestos equivalentes al 12,8% del PIB catalán y dar empleo a 220.000 trabajadores.

Los dos sindicatos mayoritarios también han valorado hoy las elecciones. El primer sindicato, CC. OO., ha reclamado al nuevo Parlamento catalán un "plan de choque contra el paro, la precariedad, la pobreza y la cohesión social". El sindicato ha asegurado que la relación entre Cataluña y el Estado "solo se podrá resolver mediante la negociación política y el derecho a decidir de la ciudadanía catalana" y ha alertado de los "riesgos" que pueden suponer en "la convivencia" y la "cohesión social" la "polarización" que se ha producido en la campaña, máxime si esta se prolonga. UGT ha considerado que los resultados electorales demuestran que "una inmensa mayoría del electorado quiere cambiar el statu quo actual de la relación entre Cataluña y el Estado" y ha reclamado que se abra "una etapa de diálogo" para que los ciudadanos ejerzan "el derecho a decidir".