Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas: “Estamos legitimados para seguir adelante”

El presidente de la Generalitat promete continuar el proceso independentista tras la victoria de Junts pel Sí

Mas dirgiéndose a sus seguidores ATLAS

Victoria agridulce para Junts pel Sí. La candidatura logró dos de los cuatro objetivos que se había propuesto en estos comicios: ganar holgadamente (obtuvo 62 diputados) y sumar mayoría de escaños con la CUP, que logró 10. Sin embargo, la candidatura ha quedado lejos de la mayoría absoluta que marcan los 68 escaños y los votos de los independentistas no suman más de la mitad de los sufragios.

Pese a ello, hubo euforia en el Born, donde Junts pel Sí celebró la noche electoral. La victoria y la suma con la CUP, según los líderes de la coalición que une Convergència y Esquela les da legitimidad para seguir adelante con su hoja de ruta hacia la independencia. Sin embargo, la CUP no pondrá las cosas fáciles: la lista de Antonio Baños ha insistido durante toda la campaña que no haría presidente Artur Mas, que aspiraba a la reelección. Con el resultado arrojado por las urnas, ni la abstención de los diputados de Baños serviría para investirle: solo podría con un improbable voto afirmativo de la CUP. Por ello Mas fue el más comedido en la valoración de la victoria. “Hemos ganado”, dijo, antes de apuntar que el proceso seguía adelante: “No aflojaremos. Hemos ganado con todo en contra, y esto nos da una enorme fuerza y una gran legitimidad para tirar adelante este proyecto”, aseguró el presidente de la Generalitat.

Más eufórico se vio al líder de Esquerra, Oriol Junqueras: “Tenemos una mayoría más que suficiente para tirar adelante la independencia de Cataluña”, proclamó. El republicano hizo su propio análisis de los resultados y concluyó que el independentismo había “ganado en votos y escaños”. En su cálculo excluye Catalunya Sí que es Pot, formación que, considera, no se ha mojado sobre la secesión.

La gestión de las demandas de la CUP medirá el equilibrio de la coalición entre Convergència y Esquerra. La lista la ha liderado Raül Romeva, y el programa ha dejado de lado algunos aspectos ideológicos que dividían ambas candidaturas. Las exigencias de la CUP, que repudia a Mas y quiere combinar la independencia con la ruptura social, pondrán a prueba las costuras de una coalición que se creó para hablar solo de independencia.

“Hemos ganado”, ha proclamado Mas ante un público eufórico, que ha prometido a sus seguidores continuar con el proceso: “No aflojaremos. Hemos ganado con todo en contra, y esto nos da una enorme fuerza y una gran legitimidad para tirar adelante este proyecto", ha aseverado Mas. El líder nacionalista ha visto en las elecciones de hoy “una doble victoria”, por el resultado y la gran participación. El presidente catalán ha destacado la gran participación que ha habido en los comicios: “Todos los que nos decían que no había ganas de votar en Cataluña, que tomen nota. Sí que había ganas de votar”.

Mas ha pedido a los rivales que respeten el resultado de las elecciones: "Igual que nosotros, como demócratas, hubiéramos aceptado la derrota, ahora pedimos al resto que acepte la victoria de Cataluña y la victoria del sí”. La interpretación de Junts pel Sí, concretada por el republicano Oriol Junqueras, es que los independentistas han ganado también en votos: la lista no cuenta los votos como Catalunya Sí que es Pot como contrarios a la secesión: "El sí ha ganado en votos y escaños. Tenemos una mayoría más que suficiente para tirar adelante la independencia de Cataluña”.

Raül Romeva, el número uno de la candidatura, ha lanzado un mensaje de concordia: “Tenemos la obligación de obedecer al mandato democrático y lo queremos hacer con todo el mundo. Este país lo haremos entre todos y todas”. También Mas había asumido este discurso: Administraremos la victoria con cohesión dentro de Cataluña y concordia con España, Europa, y el mundo"

Más información