Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González alerta de las “revoluciones” que acarrean “70 años de miseria”

El expresidente exige a Mas que explique “con quién piensa negociar la independencia tras las elecciones"

L'Hospitalet de Llobregat

El expresidente del Gobierno Felipe González realizó este miércoles un duro alegato contra el secesionismo de Artur Mas, del que dijo que ha optado por “una vía muerta que no lleva a ninguna parte, pero que propone como la arcadia feliz”. En ese sentido alertó contra “los revolucionarios liquidacionistas que hacen revoluciones de un día de fuego, y 70 años de humo, miserias, dificultades y problemas”.

González entusiasmó a las más de 3.200 personas que se congregaron en el recinto de La Farga cuando recordó los logros de su primer Gobierno, con la introducción de la sanidad pública universal y la educación gratuita hasta secundaria, y se mostró de acuerdo en cambiar la Constitución Española. “Pero sin caer en la trampa histórica de 1812 entre liquidacionistas e inmovilistas retrógrados que han pensado que se ha ido demasiado lejos”, en referencia al Partido Popular.

“Los que no querían la Constitución por el título octavo [el de la organización territorial] son ahora los dueños de las tablas de la ley y piden que nadie las toque, pero se les ocurre la barbaridad de desnaturalizar el Tribunal Constitucional al grito de se acabó la broma”, dijo González para arremeter contra la iniciativa del PP de modificar la ley orgánica del alto tribunal.

En esa línea, el expresidente criticó “esos líos que se monta Mariano Rajoy sobre la ciudadanía europea”, al tiempo que recordó que fue él quien siendo presidente de Gobierno negoció la introducción del concepto de ciudadanía europea en el Tratado de la Unión. Para González, la vía reformista de la Constitución es “la única posible” por la que apuestan los socialistas, “y no en la liquidación, para ver qué pasa con los escombros”.

Ha sido la única intervención de González en la campaña catalana, en apoyo del candidato del PSC, Miquel Iceta, que ha recibido el apoyo del PSOE como nunca se había producido, con la presencia del secretario general Pedro Sánchez en 10 de los 15 días de campaña y un desfile también inédito casi todos los presidentes autonómicos socialistas.

El expresidente reclamó a los asistentes que no imiten al presidente de la Generalitat y no hagan “ningún corte de mangas a nadie” y recordó que hace 40 años, Cataluña era “el espacio de comprensión y convivencia más completo de España”. Por eso les pidió que no “se carguen” ese valor de unidad social, porque eso implicaría regresar al año 1974, cuando en las calles de Barcelona se reclamaba “libertad, amnistía y estatuto de autonomía”.

González cargó también contra el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y su propuesta de iniciar en España un proceso constituyente, e insistió en que los socialistas no van a “jugar a cambiar la Constitución con un derecho de autodeterminación que quiere liquidar a España” y recordó que sólo una carta magna reconoció ese derecho: “Fue la constitución de la Unión Soviética, que aplicó Stalin y que autodeterminó a millones de soviéticos llevándolos a Siberia, pero ningún Estado-nación prevé su destrucción”.

González exigió en otro momento a Miquel Iceta, que le pida a Mas que explique “con quién piensa negociar la independencia el día después de las elecciones, porque algún interlocutor tendrá, tal vez en París, Bruselas o Alemania”. Un asistente remachó: “En Andorra”, y González secundó: “En Andorra, lo tiene seguro”.

Insistiendo en esa idea, el exdirigente socialista insistió en que “no parece que Mas vaya a negociar con Rajoy, que también dice una tontería de aquel tamaño al afirmar que mientras él sea presidente no habrá independencia de Cataluña. O sea, tres telediarios más y habrá independencia”, sostuvo, para vaticinar un inminente cambio de gobierno en España con las elecciones de diciembre.

El expresidente español recordó que hasta el revolucionario Zapata “decía justicia social y respeto a la ley” y tachó de “irresponsables” a los que anuncian el incumplimiento de la legalidad. “Es que eso es como decir que no voy a pagar el IBI porque como no me gusta no lo pienso pagar”.

En otro momento de una intervención que encandiló a los asistentes, González trazó una similitud entre Artur Mas y Nicolás Maduro por las politicas que aplican. "Cuando un gobierno fracasa se busca una excusa para no hablar de su fracaso. Esto pasa en Venezuela, pero también en Cataluña, donde el fracaso de un gobierno lo paga un conflicto con España", remachó el exmandatario español.

El de este miércoles ha sido el acto más multitudinario de los socialistas catalanes, que han centrado su campaña en el área metropolitana de Barcelona para movilizar a ese electorado fiel que se queda en casa en las elecciones autonómicas. L'Hospitalet, la segunda ciudad en población de Cataluña es la alcaldía más importante que conserva el PSC desde la recuperación de la democracia, y a donde Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, ha acudido ya en dos ocasiones durante la campaña.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información