ACTIVIDADES CULTURALES

Luchana apuesta por Juan Diego como estrella de su programación de otoño

El teatro multisala trae en su nuevo cartel cuatro líneas artísticas para todos los públicos

Los actores Juan Diego y Fran Perea, socios de los Luchana.
Los actores Juan Diego y Fran Perea, socios de los Luchana. Europa Press

Los teatros Luchana no son un local escénico al uso, por eso tampoco podían presentar su programación para el otoño de una forma convencional. En una de sus cuatro salas han ofrecido un aperitivo con lo más destacado de su próximo cartel. Apenas unas escenas que demuestran sobre las tablas las líneas generales por las que quieren apostar.  Resumidas en una: que todo el público tenga una opción acorde a sus gustos. "Teatros Luchana es esto. Es un espacio donde mucha gente se encuentra. Una encrucijada con la que queremos alzar y cultivar el movimiento de salas alternativas y hacer permeable el modelo tradicional", explica Jorge de las Heras, uno de los promotores del proyecto. 

Más información

De entre todas ellas un título ha sonado con más solemnidad: La Lengua Madre.  No hay muestra de esta adaptación del texto de Juan José Millás pero ni falta que hace. La intervención de su protagonista, socio también del proyecto de la multisala, basta para saber por qué es el plato fuerte de la programación. "Esta obra es como un premio. Es interesante, divertida y escalofriante", comenta un exultante Juan Diego. La propuesta está dentro de la línea de programación que ellos han llamado 'repensar el teatro comercial' adaptándolos a los nuevos discursos artísticos. 

El veterano y extraordinario actor se subirá al escenario de la sala grande en un monólogo sobre la manipulación del lenguaje, con el que refirmará su condición de gran figura de la escena española. "Todos manipulamos el lenguaje: los actores, las personas durante la convivencia...Es lo absurdo de la vida. Pero lo realmente terrible es cuando el poder se apropia del lenguaje y llama de otra manera a las cosas", prosigue el intérprete.

Otras tres propuestas temáticas cerrarán el año en los Luchana. Una de 'teatro emergente', donde se aglutinan proyectos de nuevos dramaturgos y nuevos actores como Constelaciones, de Fernando Soto, Topos, de Roberto Santiago o el hilarante monólogo The Lovers de Roma Calderón.

Con un afán explorador nace 'delicatessen', esperando encontrar "joyas raras" que descubran nuevos horizontes creativos. De momento hay tres pogramadas: ¡Oh, vino!, de David García, Silbatriz, un texto de Marisa Pons, y el humorista Ignatius Farray con El Fin de la Comedia

La cuarta categoría es la que recoge un espectro más amplio de público: 'Para todos los gustos'. Lo nuevo convive con poéticas artísticas ya probadas y consolidadas. Algunos ejemplos de ella son For Sale Cabaret, de Renier Piñeiro o Supermán También se Toca, de Manuel Burque. 

En la presentación también ha participado uno de los socios más mediáticos e implicados con el proyecto, el actor y cantante Fran Perea. "Queremos poner el amor y la ilusión que tenemos por nuestra profesión al servicio del público". El intérprete ha agradecido también el "espíritu de las compañías" que harán posible esta nueva temporada, asegurando que harán un "ejercicio de desnudez absoluta" sobre el escenario.

Sobre las tablas y fuera de ellas, porque el espacio de hostelería del hall pretende convertirse en un quinto escenario, en palabras de su gestor Pedro Gómez. "Queremos que aquí se hable de teatro y se hable de verdad", destaca Gómez. La fiebre por la cultura no está reñida con el ocio. Con esa idea Juan Diego pronuncia la frase más profunda del evento. "La vida es soñar, sufrir y después morir. Eso no va a ocurrir en los Luchana". 

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50