Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roca pide que no se le use para promocionar la candidatura de Unió

Duran advierte en Tarragona que mucha gente "no sabe" que los democristianos concurren a las elecciones

La carrera de Unió (UDC) para llegar por primera vez en solitario al Parlament vivió ayer su día más complicado desde que comenzó la campaña. La jornada comenzó con candidato, Ramon Espadaler, declarando como testigo ante la Audiencia Nacional por los negocios de Jordi Pujol Ferrusola. A la tarde, el ex dirigente de Convergència Miquel Roca marcó distancias después de que Catalans pel Seny le utilizara para pedir el voto por los democristianos.

La presión sobre la candidatura está aumentando. Con la mayoría de las encuestas en contra y una campaña modesta, Unió intenta conjurar los fantasmas. En cada mitin, los oradores dedican un tiempo generoso a animar a las bases. Anoche, en Tarragona, Josep Antoni Duran i Lleida comparó la situación de UDC con la de un producto nuevo en las estanterías del supermercado. “Mucha gente no sabe que nos presentamos”, aseguró ante unas 250 personas. En su carta semanal, el líder pidió a sus copartidarios “ser un poco más arriesgados” a la hora de pedir el voto.

El apoyo de notables es una de las basas que UDC ha querido jugar. Por ello la noticia de que Roca pidiera que no se utilizara su nombre para pedir el voto por Espadaler no sentó bien. La plataforma ciudadana que da apoyo a la candidatura, publicó un aviso en El Periódico de Cataluña en el que recogía un extracto de un discurso pronunciado por Roca esta semana, en el que decía que “Unió será necesaria e imprescindible en el futuro político de Cataluña”. Catalans pel seny además añadió ‘Los convergentes con seny apoyan a Unió el próximo 27-S’.

A media tarde, la asociación envió una nota de prensa aclarando que la cita se usaba sin consentimiento de Roca y que, fuera de contexto, “puede ser interpretada como una recomendación de voto que no se ha hecho nunca”.

Duran y Espadaler evitaron ayer la polémica. Ambos se centraron en el mitin a recordar que Esquerra tras el tripartito dejó “los cajones llenos de facturas” y también se refirieron al comunicado de los banqueros advirtiendo sobre las consecuencias financieras de la independencia. “Algunos dirán que se jodan los bancos, pero quien se fastidiará no son los bancos que se van sino los pescadores y los payeses”, dijo Duran.

Ninguna candidatura quiere la foto de su candidato entrando a declarar en la Ciudad de la Justicia en plena campaña. Espadaler, que fue consejero de Medio Ambiente en 2004, tenía que dar su versión sobre la implantación de un vertedero en Tarragona mediante la cual el hijo mayor del expresidente se habría supuestamente beneficiado de una comisión. “Todo se hizo correctamente”, dijo el candidato un rato después durante una visita a una empresa. Desde Unió se intentó evitar la imagen pero el daño estaba hecho.