Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puig afirma que Montoro es corresponsable de la multa de la UE

El delegado del Gobierno anuncia que el Ejecutivo recurrirá la sanción

El presidente valenciano, el socialista Ximo Puig.
El presidente valenciano, el socialista Ximo Puig.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha hecho este jueves corresponsable al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de la sanción de la Unión Europea por el falseamiento de datos de la Comunidad Valenciana después de que en la legislatura pasada aparecieran facturas no contabilizadas por importe de 1.900 millones de euros que obligaron a Bruselas a modificar sus datos sobre el déficit español.

La multa asciende a 19 millones de euros y Hacienda ha pedido por carta al Consell que asuma el pago. Puig ha mantenido hoy que "Montoro estaba en el ministerio" cuando se produjeron las irregularidades y tenía el deber de controlar los datos que le suministraba la Generalitat, en la que gobernaba su mismo partido, el PP.

El presidente valenciano ha aceptado, al mismo tiempo, la responsabilidad de la Generalitat en la ocultación de información. Y ha afirmado su intención de "llegar hasta el final" para averiguar quién realizó el falseamiento, para lo que el Consell va a abrir una investigación al respecto.

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha afirmado por su parte que el Ejecutivo va a recurrir la sanción. Y ha afirmado que las irregularidades contables se extendieron desde 1988 hasta 2011, cuando el Gobierno autonómico de Alberto Fabra, del que él era consejero de Hacienda, sacó a la luz el problema.

Según Moragues, el Ejecutivo "ha abierto un procedimiento para decidir quién tiene que pagar, la comunidad autónoma o el Gobierno de España, teniendo claro que la sanción es al Reino de España", ha declarado.

En su etapa como consejero, Moragues se mostró partidario de que fuera el Ejecutivo el que asumiera el pago, pero hoy se ha mostrado prudente y no se ha decantado claramente por una opción. "La intención es no pagar esa sanción porque se va a recurrir y se va a solicitar la suspensión para que no se tenga que pagar", ha señalado.

El presidente socialista Puig ha insistido en la "responsabilidad" del PP en la ocultación de datos que, ha afirmado, forma parte de la "hipoteca reputacional" que ha dejado en sus dos décadas al frente de la Comunidad Valenciana.

La líder del PP regional, Isabel Bonig, ha pedido esperar a la resolución del recurso que tiene previsto interponer el Gobierno porque "pude salir adelante". Y ha criticado a los partidos que en la pasada legislatura estaban en la oposición porque, en su opinión, "todas estas denuncias que han utilizado Compromís, Esquerra Unida y PSPV en la UE ahora se les están volviendo como un efecto bumerán".