Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior indemniza con 261.000 euros a Ester Quintana

El departamento paga por las lesiones antes del juicio a dos 'mossos'

Quintana sufrió lesiones durante la huelga general de 2012.

El Departamento de Interior ha dado un paso más en el caso Ester Quintana y ha consignado al fin, en el juzgado, 260.931 euros por las lesiones que sufrió la mujer durante la huelga general del 14 de noviembre de 2012. La investigación, ya finalizada, apunta a que el lanzamiento de una pelota de goma por parte de los Mossos d'Esquadra causó las heridas en un ojo a Quintana. Dos agentes antidisturbios, Eduardo C. y Llorenç B., se sentarán en el banquillo por ello.

El pago, sin embargo, no significa que Interior asuma su responsabilidad en el caso. Se trata de una “consignación de responsabilidad civil” por los daños causados a Quintana para el caso de que quede probada la culpabilidad de los dos mossos. El consejero, Jordi Jané, ya había anunciado en verano que se haría ese desembolso y que no se trataba de “un reconocimiento de culpa, sino de buena voluntad”. Después de semanas de negociaciones, la aseguradora de la Generalitat (SegurCaixa) y la representación de Quintana han llegado a un acuerdo sobre la cuantía.

En una rueda de prensa en la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), la abogada de Quintana, Laia Serra, ha explicado que se trata de "un avance muy importante" y ha confiado en que "tenga efectos en otros afectados por balas de goma; hay muchos casos por resolver". La cantidad abonada se fundamenta en los informes médico-forenses del caso e incluye todos los gastos que ha tenido que asumir Quintana para tratar su lesión, así como las secuelas, los peritajes y los gastos judiciales. "Celebramos que hayan pagado antes del juicio", ha añadido Serra.

Las dos partes han remitido, hoy mismo, un escrito a la Audiencia de Barcelona en el que se pide que los casi 261.000 euros se traspasen lo antes posible a la cuenta bancaria de Quintana. El pacto deja, además, absoluta libertad de movimientos a la acusación particular para que reclame las penas que considere oportunas. Los policías podrán esgrimir el pago de la indemnización como atenuante en caso de ser condenados, según fuentes judiciales. La acusación, por su parte, da por zanjada la reclamación económica.

Ester Quintana se ha felicitado por el avance, aunque ha matizado que "ninguna cifra puede pagar lo que los Mossos nos han hecho", en alusión a otras personas que también han perdido un ojo como consecuencia del lanzamiento de pelotas de goma. Quintana ha remarcado, además, que en las negociaciones no ha participado ningún responsable de Interior, sino solo de la compañía aseguradora. Serra ha tachado de "fracaso absoluto" la gestión de Interior del caso Ester Quintana y ha recordado las diferentes versiones (contradictorias entre sí) que el departamento ha dado sobre las lesiones que sufrió la mujer. "La estrategia de la Generalitat ha sido nefasta, absurda, antidemocrática", ha explicado la letrada.

El Departamento de Interior ha negado siempre cualquier responsabilidad en la pérdida de un ojo de Quintana, a pesar de que la investigación ha apuntado desde el principio a un lanzamiento de pelota de goma. El escenario empezó a cambiar el pasado julio, cuando los dos mossos imputados cambiaron de defensa. La nueva abogada reconoció que la lesión se había producido por un “proyectil” lanzado con un “arma policial”, aunque insistía en que no eran sus clientes, sino otros policías, quienes habían disparado.

En septiembre de 2014, el juez fijó una fianza de 200.000 euros para los dos policías imputados. Pocos meses después, dio por cerrada la investigación y concluyó que la mujer perdió el ojo por una pelota de goma y que la actuación policial había sido “desproporcionada”.

La abogada de Quintana sostiene que hubo intencionalidad en el disparo de los dos agentes, mientras que la Fiscalía cree que las lesiones fueron provocadas como consecuencia de una imprudencia profesional. En las próximas semanas, tanto las acusaciones como las defensas redactarán sus conclusiones y, posteriormente, se fijará fecha para el juicio, que sentará en el banquillo a los dos policías: un subinspector y un escopetero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información