Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El soberanismo monopoliza la Diada en el arranque de campaña

Artur Mas se refirió manifestación de la Meridiana como el “acto más notorio” de la Diada

El presidente de la Generalitat llamó a “asumir la decisión de la mayoría” el 27-S

Comienzo de la campaña electoral de la candidatura Junts pel Sí.

Cataluña celebra este viernes su Diada nacional con toda la atención focalizada en la manifestación independentista que la tarde de este viernes recorrerá la avenida Meridiana de Barcelona y ya sin rastro de actos institucionales que reúnan a todos los partidos del arco parlamentario. Los independentistas, especialmente la candidatura Junts pel Sí, pretenden utilizar la concentración de esta tarde como impulso definitivo para ganar las elecciones del 27 de septiembre, iniciar el proceso de ruptura con España y mantener a Artur Mas en la presidencia de la Generalitat. Mas, precisamente, se refirió este jueves a la manifestación de la Meridiana como el “acto más notorio” de la Diada en su discurso institucional. Y llamó a “asumir la decisión de la mayoría” el 27-S.

El avance del proceso soberanista en Cataluña ha hecho que cada día sea más difícil ver en una misma fotografía a los representantes de todos los partidos en esa comunidad. Los primeros actos institucionales de la Diada celebrados el pasado miércoles ya registraron las evidentes ausencias del Partido Popular y de Ciudadanos, que consideran que esta jornada se ha convertido en un acto electoral al servicio del soberanismo. La izquierda independentista de la CUP tampoco asistió, aunque por motivos diferentes.

La imagen se repetirá este viernes. La coincidencia de la Diada con la primera jornada de la campaña electoral no ha hecho más que acentuar la división. Los independentistas esperan hacer la cuarta gran exhibición de fuerza consecutiva y se plantean llenar la Meridiana, una de las principales avenidas de Barcelona, con los cerca de medio millón de personas que se han inscrito formalmente. La marcha congregará a los representantes de Junts pel Sí y de la CUP. Este año, por primera vez, la manifestación ya no reunirá a la dirección de Iniciativa per Catalunya, formación que el año pasado todavía tuvo una representación.

Pese a las ausencias, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, aseguró este jueves en su discurso institucional de la Diada que la concentración de esta tarde es el acto “más notorio” de la jornada. También elogió el carácter “pacífico” de las multitudinarias manifestaciones que se han hecho proclamando “el carácter de Cataluña como nación y expresando un anhelo de libertad”.

El discurso de Mas estuvo enfocado a movilizar a los electores para las elecciones. Y a reforzar su planteamiento de plebiscito sobre la independencia. “Mi voluntad ha sido la de encontrar la mejor forma para que la gente pueda manifestar de forma clara e inequívoca su voluntad sobre el futuro político de Cataluña. Las instituciones del Estado, y especialmente el Gobierno no han querido hacer posible, de hecho, no han ni querido hablar de ello”, dijo. “Queda, por lo tanto, el único instrumento que no nos pueden prohibir: unas elecciones al Parlamento de Cataluña”.

Sin pronunciar nunca la palabra independencia, algo recurrente en sus intervenciones, Mas dejó muy claro que a partir del 27-S se tendrá que hacer caso a lo que digan las urnas. Y no solo la Generalitat. “Una vez la gente haya hablado a través del voto todos debemos asumir la decisión de la mayoría”, dijo.

“Siempre hay que tomar nota de la voz de la ciudadanía, pero cuando esta voz es persistente y constante, pese a que algunos quieran seguirla ignorando, su reclamo se hace inaplazable”.

Uno de los elementos a los que ha recurrido el soberanismo para movilizar a los suyos esta semana son las dudas dentro del PSOE sobre si Cataluña debe ser o no reconocida como “nación” en una eventual reforma constitucional. Mas no desaprovechó la oportunidad de decir la suya en un discurso que fue emitido por TV-3. “Me parece grave que hoy en día, apelando a la Constitución y al espíritu de 1978 se menosprecie, se tergiverse y hasta se ofenda la voluntad de muchos catalanes de votar para decidir el futuro político del país; se niegue de forma tan interesada y con malas artes, nuestra condición de Nación”.

La clave plebiscitaria

Pese a negarlo formalmente, casi todos los partidos han acabado por diseñar la campaña electoral como un plebiscito independentista. Lo reflejan sus programas y sus lemas de campaña. Junts pel Sí apela a la épica en unas elecciones excepcionales con el lema “El voto de tu vida”. Unió ha acuñado el lema “La fuerza del seny (sentido común)”, mientras que el PSC de Miquel Iceta proclama “Por una Cataluña mejor en una España diferente”.

La lista del PP que lidera Xavier García Albiol llama a la unidad contra el soberanismo con el lema “Unidos ganamos, plantemos cara”. "Una nueva Cataluña para todos" es el mensaje que transmitirá Ciudadanos. Catalunya sí que es Pot, la coalición de Podemos y ICV-EUiA ha escogido como eslogan “La Cataluña de la gente”, mientras que la CUP propone “27S por la ruptura, gobernémonos. Independencia y proceso constituyente”.

PP y Ciudadanos quieren aprovechar la jornada de hoy para hacer oír la voz de los no independentistas en sendos actos electorales. Como alternativa a la manifestación de la Diada, el candidato del PP, Xavier García Albiol, celebrará un acto de partido en Barcelona en que leerá a un manifiesto para lamentar que la Diada se haya convertido "en un acto independentista" y para reclamar que vuelva a ser un acto de todos los catalanes. Ciudadanos organiza una paella popular en Tarragona. Este año, en cambio, la entidad antiindependentista Sociedad Civil Catalana ha renunciado a organizar un acto alternativo.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información