Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los obispos atisban “nuevos retos y nuevas aspiraciones” en Cataluña

Se alinean con quien respete la "dignidad de las personas y los pueblos"

Los prelados hablan de "regeneración de la política"

En una reunión en la Conferencia Episcopal Tarraconense, los obispos catalanes han consensuado un comunicado en el que dan a conocer como interpretan la densa atmósfera política que se respira en Cataluña ante las próximas elecciones del 27-S. Los obispos dicen querer contribuir "a la reflexión de los ciudadanos de Cataluña" ante unos comicios a los que arrogan una "notable importancia histórica". En este contexto, destacan que "están en juego cuestiones decisivas a nivel institucional, político y social" y entienden que un pronunciamento suyo no está de más cuando se trata de enriquecer el debate sobre el horizonte que depara el desafío independentista. La suya es una voz, dicen, que se presta con espíritu de servicio y que sigue otorgando vigencia a las manifestaciones hechas en 1985, "Arrels cristianes de Catalunya", y en 2011, "Al servei del nostre poble", donde ya se manifestaba lo que los obispos no dudan en describir como "amor por la Patria catalana".

Manifiestan profesar respeto por la diversidad de opciones que se someterán a votación y, aunque deslizan que no corresponde a la Iglesia proponer ninguna opción concreta, sí subrayan que "en los últimos años se han manifestado nuevos retos y nuevas aspiraciones que afectan la forma con que el pueblo de Cataluña se tiene que articular y relacionar con los otros pueblos hermanos de España".

Los obispos dicen que son legítimas todas las opciones que respeten "la dignidad inalienable de las personas y de los pueblos" y recuerdan a los ciudadanos que participar activamente en las elecciones es una manera de actuar con responsabilidad en la persecución del bien común. El texto, aunque mucho más moderado, va en la misma linea que marcó el obispo de Solsona cuando dictaminó que votar el 27-S es un "deber moral".

El comunicado insta a seguir trabajando para salir del pozo de la crisis económica y hace un llamamiento a la "honestidad y la transparencia de la gestión pública" así como a la "regeneración de la política".