_
_
_
_

Vecinos del Raval vigilan las acciones policiales contra los ‘manteros’

La red ciudadana Tras la Manta habilita un teléfono para que los vendedores les avisen

Alfonso L. Congostrina

El barrio del Raval de Barcelona fue el escenario de la presentación, ayer, de una red ciudadana que pretende vigilar a la Guardia Urbana en sus operaciones contra la venta ilegal en la calle. “En Europa es muy común vigilar al que vigila, nosotros ahora vamos a poner fin a la represión de los agentes”, alertó Aurea Martín, de la red solidaria Tras la Manta.

La red, explicó, la integran “vecinos del barrio, manteros y movimientos ciudadanos dispuestos a luchar contra la criminalización y la violencia racista y clasista que se vierte sobre los vendedores ambulantes en Barcelona”. En Tras la Manta también hay médicos, enfermeros, abogados y activistas que ofrecen un servicio de asesoría y de acompañamiento para los manteros que tengan problemas.

Martín denunció que “hay una campaña obscena y una utilización partidista de los vendedores”. “Nosotros apoyamos al más débil y por eso hemos puesto al servicio de los manteros un número de teléfono gratuito para que nos llamen cuando tengan problemas”. Los vendedores lo utilizan siempre que hay “una agresión, una detención o un dispositivo policial contra los vendedores”. Entonces, los miembros de la organización se personan en el lugar de la actuación “para ver si entonces sigue la represión contra nosotros, que somos blanquitos”, criticó Martín.

La red Tras la Manta afirma que "hay una campaña obscena y una utilización partidista de los vendedores"

Entre los participantes en el acto de presentación de ayer se encontraba Khadim, el joven senegalés al que el pasado jueves varios agentes de la Guardia Urbana quisieron identificar en La Rambla; una actuación que acabó en batalla campal entre agentes y vendedores. El jueves varios miembros de la red acompañaron al senegalés al hospital. Aseguran que “hubo más vendedores heridos que, por miedo debido a su situación irregular, no fueron a un centro sanitario y fueron atendidos por un médico de la red”. Khadim participó en el acto y manifestó que “los guardias urbanos están utilizando a los vendedores ambulantes para luchar contra la alcaldesa [Ada Colau]”.

No fue el único mantero que intervino. Otro compañero advirtió de que “hay una provocación constante de los policías con los top manta porque saben que no tenemos papeles, pero nosotros tenemos familias por las que tenemos que luchar”. El mantero ha asegurado que no son mafias organizadas “compramos la mercancía a los mayoristas de Badalona, no podemos ser siempre los culpables”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Aurea Martín estaba ayer pendiente del teléfono. De nuevo, había movimiento de agentes en la zona de La Rambla. “La próxima vez no se encontrarán solo con vendedores indefensos”, alertaba.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_