El juez no ve delito en los negocios de los hermanos de Felip Puig

El magistrado archiva la causa pese a las dudas sobre el "origen y destino" del dinero transferido por un fondo inversor a Jordi Puig

El consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig, en el Parlament.
El consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig, en el Parlament.Albert Garcia

El juez ha archivado la causa contra dos hermanos del consejero de Empresa Felip Puig que habían sido imputados por blanqueo de capitales. Tras un año de investigación, el magistrado concluye que “no ha quedado debidamente justificada la perpetración del delito” por parte de Jordi Puig, exsocio de Jordi Pujol Ferrusola, y de Oriol Puig, director del Servicio Meteorológico de Cataluña. El caso arrancó con un informe policial que alertaba sobre una transferencia de 250.000 euros de un fondo inversor de Canadá a una empresa inmobiliaria de Jordi Puig. El banco bloqueó el ingreso por riesgo de blanqueo y alertó a las autoridades.

En su declaración como imputado, Jordi Puig defendió que el dinero iba a servir para financiar la compraventa de un local en Vilanova i la Geltrú. La operación “no se llevó a cabo”, dice el juez, quien resalta además que las explicaciones dadas por el inversor, Francis Leclerc, “no fueron claras” ni “parecen encajar con el tráfico ordinario” de capitales. Entre otras cosas, Leclerc “no recuerda haber firmado” el documento ni “puede concretar qué pretendía hacer Jordi Puig con ese dinero”. Pese a las dudas sobre “el origen y el destino del dinero”, la falta de indicios lleva al juez a archivar la causa, aunque solo de forma provisional. En el caso de Oriol Puig, el archivo es definitivo, ya que estaba desvinculado de otra de las empresas investigadas cuando ocurrieron los hechos.

Jordi Puig mantiene una deuda de 175.000 euros contraída con Leclerc porque “habría dispuesto finalmente de ese dinero para otros fines”. Pese a todo, remarca el magistrado, “no consta que Leclerc haya demandado a Puig”. De hecho, en el contrato entre ambos no se incluyeron “garantías de devolución”. Según declaró Leclerc, “la garantía era política”: el inversor creía que “alguien cercano a un político” (como un hermano) “no puede cometer estafa”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jesús García Bueno

Periodista especializado en información judicial. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona, donde ha cubierto escándalos de corrupción y el procés. Licenciado por la UAB, ha sido profesor universitario. Ha colaborado en el programa 'Salvados' y como investigador en el documental '800 metros' de Netflix, sobre los atentados del 17-A.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS