Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FINAL DE ETA

Un millar de personas pide amnistía sin condiciones para los presos

La marcha acaba sin incidentes pese a que no contaba con el aval de la izquierda abertzale y los organizadores tildan a los etarras de "las personas más generosas"

Manifestación pro amnistía en Bilbao

En torno a un millar de personas han revindicado en Bilbao la amnistía sin condiciones de todos los presos de ETA encarcelados en Francia y España, en una marcha que ha comenzado en Zabalburu y ha terminado en la Plaza Moyua. Sin el respaldo de la izquierda abertzale, que celebró el viernes una marcha en favor de la excarcelación de los presos enfermos, y con unas demandas que Sortu ya ha abandonado al menos en el plano público, la plataforma Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión, ha rechazado la acepción de terroristas para los presos de la banda y ha reclamado el mantenimiento del apelativo de presos políticos. En un comunicado final han incluso aconsejado a la izquierda abertzale que si no comparte la "utopía" de pedir la amnistía, al menos "que no moleste".

Ni Sortu ni EH Bildu apoyan esta última iniciativa del ala más dura y crítica de su entorno. "Mientras haya represaliados políticos, no podrá darse por superado el conflicto y mientras haya conflicto no podremos garantizar que no haya más represaliados", advirtieron ayer en el comunicado final en la Plaza Elíptica y mientras varias bengalas de color rojo, naranja y vede ardían. Amnistía Ta Askatasuna anunció su nacimiento en mayo de 2014 por medio de un comunicado en el que carga contra la actual estrategia de Sortu y la izquierda abertzale institucional y contra la decisión del Colectivo de Presos de ETA (EPPK en sus siglas en euskera). Reivindican la amnistía frente a las estrategias alternativas puestas en práctica por los presos etarras estos últimos años, hacen suya la "reivindicación histórica de Euskal Herria" y llaman a "autorganizarse" frente a la "confusión" y la "pérdida de discurso".

Llaman monstruos

a los estados

francés y español

En el comunicado final, leído en castellano y euskera, dos portavoces han señalado que los presos de ETA "no son terroristas" porque "han dado lo mejor de sí mismos para hacer frente a esos monstruos", en alusión a los Estados español y francés, que "se alimentan de la sangre de Euskal Herria". Han pedido que "vuelvan a casa sin ningún tipo de condición quienes sufren la represión por su compromiso militante" y han dicho que quien niega el "carácter político" de los presos de ETA, "las personas más generosas", lo que hace es firmar un "cheque en blanco para que los Estados sigan apretándolos más y más".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >