Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una movilización con lagunas

La campaña para captar voluntarios de Junts pel Sí supera los 59.000 adheridos

El independentismo todavía tiene dificultades para arraigar en el área metropolitana

Asistentes a un acto de precampaña de Junts pel Sí, el pasado viernes en Barcelona.
Asistentes a un acto de precampaña de Junts pel Sí, el pasado viernes en Barcelona.

La candidatura independentista Junts pel Sí está llevando a cabo una campaña preelectoral al más puro estilo americano, basada en captar voluntarios, a los que ellos llaman candidatos, y cuya misión es convencer a su entorno de que en las próximas elecciones voten a favor de la independencia y más concretamente de la lista de Artur Mas. Para que los ciudadanos puedan registrarse como voluntarios la formación ha puesto a su disposición una página web en la que se pueden inscribirse como 'candidato' por su ciudad. De esta manera, la formación conoce el grado de penetración de su mensaje entre las diferentes poblaciones de Cataluña.

El problema con el que se han encontrado tras poner en marcha esta iniciativa es el mismo que ha tenido el independentismo los últimos años: muchas zonas del interior se están volcando con la candidatura encabezada por Raül Romeva, pero en el área metropolitana, especialmente el Baix Llobregat, hay lagunas.

La diferencia es notable cuando se compara, por ejemplo, Vic (Osona) con 41.956 habitantes entre los que 798 ya han dado su apoyo a Junts pel Sí como 'candidatos', y L'Hospitalet de Llobregat con 253.518 habitantes y en la que la lista independentista solamente tiene 536 voluntarios.

El Baix Llobregat es otra zona en la que la campaña de Junts pel Sí enraíza menos. En esta comarca, que representa el 8% de la población total de Cataluña, solamente había registrados este viernes 2.135 voluntarios, lo que supone el 4% del total de los inscritos. La campaña de Junts pel sí ha logrado pues en esta comarca una penetración claramente por debajo de la media.
Para intentar captar el máximo número de votantes en esta última zona, cuya participación será clave el 27-S Junts pel Sí está canalizando sus esfuerzos mediante Súmate. Esta asociación, cuyo presidente es el número seis de la lista de Junts pel Sí, Eduardo Reyes, está formada por castellanohablantes con orígenes diversos que comparten un sentimiento independentista.

Las dificultades para encontrra voluntarios en el área metropolitana no les supone un problema pero entienden que es algo que dee cambiar: “ hay mucha gente que dice que quiere ayudar, y no necesariamente está registrados en la web”, argumentan. Para intentar aumentar la participación Súmate monta tenderetes en las calles con un mensaje menos contudente que el de la ANC pero con la misma finalidad: que la gente se acerque y se interese por el proceso soberanista resolviendo sus dudas.

“Los actos de la ANC para gente que ya está convencida. Nuestro trabajo está a pie de calle resolviendo las dudas” explican fuentes de Súmate. Desde esta asociación intentan que se comprenda que la causa independentista va más allá del “yo nací en España y defiendo a España a toda costa”, si no que “esto consiste en conseguir las oportunidades que merecemos en Cataluña para no tener que emigrar como nuestros familiares”.

Mejorar el resultado de CiU


Junts pel Sí quiere evitar como sea que se repita en el Baix Llobregat el pésimo resultado que CiU registró en las últimas elecciones municipales. El portavoz de Súmate considera que no se pueden comparar las elecciones de mayo con las de ahora: “mucha gente votó PSC o Iniciativa en las municipales y esperamos que ahora vote Junts pel Sí. Además, en las últimas elecciones Esquerra y la CUP ganaron apoyos en esta zona, y son partidos independentistas”, sentencia.

Con todo, la campaña independentista también ha arraigado en el Baix Llobregat. Nerea Martí, de 33 años, y madrileña de nacimiento es un ejemplo. Explica que para ella la independencia va más allá del “antiespañolismo”, que es “luchar” por el sitio en el que vives. “Esto no se trata de ser más o menos catalán sino de defender lo que es de Cataluña”, concluye

 

.