Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PortAventura amenaza con vetar el pase anual si “lesionan” su imagen

Facua denuncia al parque temático por coartar el derecho a la libertad de expresión

La atraccion Shambala en Port Aventura (Tarragona)
La atraccion Shambala en Port Aventura (Tarragona)

Facua-Consumidores en Acción ha denunciado este viernes a PortAventura por una cláusula que consta en las normas de funcionamiento de su club que amenaza a sus socios con la posibilidad de retirarles sus pases anuales si hacen “cualquier referencia que pudiera lesionar o causar un perjuicio a la imagen de PortAventura, de sus trabajadores, o a terceros”. PortAventura Club es el ente mediante el cual el parque temático de Vila-seca y Salou (Tarragonès) gestiona diferentes servicios y ofertas del recinto, uno de los cuales es la tramitación del bono anual que contratan especialmente los residentes de Tarragona, próximos al recinto.

La denuncia de la organización de consumidores, que emitió un comunicado en el que aseguraba que el parque no dejaría acceder al recinto a quienes lo criticaran, ha generado revuelo en las redes sociales. Tiempo después la compañía ha respondido que esas acusaciones eran “totalmente falsas” y que “se habían sacado de contexto”.

El origen del embrollo está en un párrafo con el que se pretendía evitar “información manifiestamente falsa, ofensiva, contraria a la ley, a la moral, al orden público, difamatoria o que, en la opinión razonable de PortAventura, de cualquier modo pudiera lesionar o causar un perjuicio a la imagen de PortAventura, de sus trabajadores, o a terceros”. Si eso sucedía, la dirección de la empresa se reservaba la opción de retirar la entrada e incluso impedir la renovación de pases de temporada.

La asociación de consumidores Facua ha decidido denunciar ese artículo ante la Agencia Española de Consumo y su homónima catalana al considerar que, además de “ridícula e hilarante”, la medida “no tiene justificación legal y va contra la libertad de expresión”, según ha afirmado Rubén Sánchez, portavoz de la organización. La entidad tuvo el jueves conocimiento del artículo de las normas de funcionamiento, tras ser advertida por un asociado de Barcelona, pero no tiene constancia de que se haya aplicado.