Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La eliminación de un pilar es la posible causa del derrumbe del edificio

Según el jefe de bomberos podría haberse quitado en origen o en obras posteriores

Una grúa junto al edificio semiderruido situado en el distrito de Tetuán de Madrid. Ampliar foto
Una grúa junto al edificio semiderruido situado en el distrito de Tetuán de Madrid.

La eliminación de un pilar que sostenía el peso de la fachada es la posible causa del derrumbe parcial del edificio de la calle de Bravo Murillo, según ha explicado el jefe de guardia del equipo de bomberos, Roberto Moreira. La investigación todavía no ha finalizado, pero el técnico ha indicado que "todo apunta" a que la eliminación en origen o en obras posteriores de algún "machón que sostenía el peso de la fachada" ha provocado el colapso del edificio.

El inmueble, que se derrumbó el martes a las 21.11, fue desalojado sin heridos sobre las seis de la tarde cuando los vecinos dieron la señal de alarma al ver grietas en algunas zonas del edificio. Los bomberos acudieron al bajo del edificio, ocupado por una tienda de alimentación, donde intentaron consolidar la crujía. "En mitad de las labores se vino abajo y tuvimos que salir corriendo", ha dicho.

Los operarios continúan trabajando esta mañana en la zona. Están saneando las partes que podrían desprenderse y marcando el límite a partir del cual se va a consolidar la edificación, con la intención de mantener la fachada que da a la calle Bravo Murillo. Tras los trabajos realizados en la noche de ayer, solo queda en pie una fachada lateral del edificio semiderrumbado.

Se trata de una construcción de principios de siglo, que ha calificado de "bastante robusta" y que había pasado la inspección técnica de edificios en 2014.

A causa del suceso, 43 vecinos afectados permanecen realojados, aunque el jefe de guardia del equipo de bomberos que trabajó anoche ha comentado que hay "bastante probabilidad" de que las personas que viven en la letra C vuelvan a su domicilio "en breve". Esta escalera es la parte que por ahora no se ha derrumbado, como sí ha ocurrido ya con la A y en parte de la B, ya que hay dentro del inmueble hay dos partes bien diferenciadas. Algunos afectados han explicado que la parte del edificio que da a la calle de Amalia había sido reformada recientemente y se encontraba en buen estado. 

Este derrumbe es el segundo caso este mes en la capital, tras el desplome de un inmueble en Carabanchel el pasado 3 de agosto sin causar heridos.

Alteraciones en el tráfico

Con motivo de las obras de demolición del edificio que afectan a la calle Bravo Murillo, las líneas 49, 66, 124, N22 y N23 están teniendo modificaciones de itinerario y alteraciones de frecuencia de paso, ha indicado la EMT.

Por su parte, los trabajos han interrumpido a primera hora de la mañana durante más de una hora la circulación en la Línea 1 entre las estaciones de Plaza de Castilla y Tetuán, en ambos sentidos, un corte que ya se ha solventado.

Un carril de la calle Bravo Murillo, en dirección a la plaza de Castilla -ese lateral del edificio está completamente derribado-, está ocupado por maquinaria pesada, mientras que sí están abiertos los que se dirigen a Cuatro Caminos y Plaza de Castilla.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información