El fiscal pide que se investigue a Torres Hurtado por un delito urbanístico

Se estudia posibles irregularidades en una operación hecha para favorecer a un empresario

José Torres Hurtado.
José Torres Hurtado.

La sección de Urbanismo y Medio Ambiente de la Fiscalía de Granada ha ordenado a la policía que investigue posibles irregularidades en una operación urbanística supuestamente orquestada para favorecer a un empresario y que tome declaración por ello al alcalde de la capital, José Torres Hurtado (PP), a la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto,al concejal de Economía, Francisco Ledesma, y otros ocho altos cargos del Ayuntamiento de Granada. Ciudadanos, que aupó a Torres Hurtado a la alcaldía, ha asegurado que pedirá explicaciones por estos hechos. 

Según el decreto del ministerio público, la investigación ordenada a la policía responde a las demandas del empresario Ramón Arenas, que denunció la invasión de una parcela de su propiedad por la construcción de un pabellón deportivo que fue adjudicado en el año 2007 por concesión administrativa al empresario Roberto García Arrabal, como representante legal de la Fontdeis SL. Arenas considera que se ha producido una "estafa inmobiliaria", informa Europa Press. Para la fiscalía, los hechos podrían ser constitutivos de un delito contra la ordenación del territorio, prevaricación urbanística, prevaricación común, falsedad, malversación de caudales públicos, y tráfico de influencias.

Los hechos se remontan a 2005, cuando el Ayuntamiento de Granada vendió por concurso público al empresario una parcela de equipamiento de uso docente ubicada en la calle Baltasar Mar, destinada a construir una guardería y por la que pagó 400.000 euros. Esta parcela linda con la dedicada a construir el pabellón deportivo Mulhacén, que invadió 300 metros cuadrados del terreno para la guardería, una invasión reconocida por el Ayuntamiento que le ofreció un terreno en la misma linde.

El empresario denunciante ha considerado que el Ayuntamiento cambió las condiciones del pliego para la construcción del pabellón deportivo y ocultó su valor económico para no someterse al análisis del Consejo Consultivo, a lo que ha sumado que el proyecto deportivo no se ha terminado. La parcela que invade la del denunciante tiene 1.385 metros cuadrados destinados a construir el pabellón Mulhacén, un aparcamiento de 196 plazas y tres pistas de pádel y su promotor recibiría a cambio un aprovechamiento del 30% del solar de uso terciario, ha adelantado hoy el periódico Ideal.

El alcalde en funciones y concejal de Economía, Francisco Ledesma, ha explicado a preguntas de los periodistas que el equipo de gobierno tiene "confianza absoluta en el archivo de la causa" y ha subrayado que la denuncia responde al "intento de especular" de Arenas. Ledesma ha detallado que el denunciante hipotecó la parcela por 2,5 millones de euros e intentó venderla por 1,5 millones para dedicarla a construir un aparcamiento, un proyecto que paralizó el Consistorio. Ha reconocido la invasión de 300 metros del solar, que el Ayuntamiento intentó recuperar sin éxito por vía civil pagando 400.000 euros, y ha dicho que el empresario pidió una indemnización de seis millones de euros por no haber acometido el proyecto.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS