Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

María Pagés acaba con el “mito manipulado” de ‘Carmen’

La bailaora sevillana estrena este jueves su nuevo espectáculo en el Festival de Peralada

La bailaora María Pagés durante el espectáculo.
La bailaora María Pagés durante el espectáculo.

Nunca he creído que Carmen fuera una mujer libre, es un invento de los hombres, su historia la escribió un hombre y a lo largo de la historia ha sido un mito manipulado por el sexo masculino. Mi Carmen es diferente, es una mujer poliédrica, fuerte, débil, valiente, cobarde, mi heroína tiene la cara de todas las mujeres”, afirma la bailaora sevillana que presenta el próximo jueves, al frente de su compañía, el espectáculo Yo, Carmen en el Festival de Peralada.

“He concebido mi versión de Carmen alejada de la que han creado otros coreógrafos como Antonio Gades o Ramón Oller, En mi espectáculo no hay un Don José ni un torero. Su protagonista es una mujer, un ser humano y no un objeto de las pasiones masculinas”, explica Pagés.

Esta bailaora y coreógrafa es una mujer valiente que a través de su baile maduro e inteligente ofrece obras comprometidas con su tiempo, lo que no resta autenticidad a su flamenco, únicamente lo inserta, con astucia, en la modernidad. Su baile faraónico y majestuoso encierra los secretos del baile de raza y su hermoso y voluptuoso braceo expresa un sinfín de pasiones mientras que su sabio y erudito zapateado irrumpe en el suelo con una elegancia inaudita.

Con Yo, Carmen Pagés ha querido ir más lejos que en otras ocasiones y dar voz a las mujeres en general y para ello ha tomado de excusa el mito de la cigarrera de Merimée. Un auténtico reto para esta magnífica bailaora.

“Para crear mi versión de Carmen he realizado un trabajo de investigación sobre mujeres que he conocido y cuyas vidas me han impresionado, una actriz rusa de la época de Stalin, la dueña de una casa de geishas en Tokio, una mujer nigeriana y la hija de un activista aborigen de Australia. También he tenido contacto con asociaciones de mujeres maltratadas. De todas estas vivencias he creado a mi heroína”, afirma.

El espectáculo está dividido en diez escenas, en una narración potente y ágil, que se desarrolla a través de solos y coreografías corales. Los diferentes palos del flamenco y la música de Bizet, junto con la música original creada por Rubén Levaniegos van hilando y expresando los sentimientos que encierran el alma de la mujer contemporánea. En escena junto a Pagés estarán seis bailaoras y dos bailaores, además de la música en directo a cargo de cinco y dos cantaores.

“En el espectáculo también he querido servirme de la poesía para expresarme, así se interpretan textos y poemas de María Zambrano, Akiko Yosano, Margarite Yourcenar y Forug Farrojzad, entre otros”, manifiesta Pagés.

Otro de los alicientes del espectáculo es el vestuario obra de la propia María Pagés, quien afirma: “He concebido los vestidos como una prolongación y extensión de nuestra piel, cromáticamente, se trata de un vestido de color carne, que recoge la diversidad de la piel humana con sus matices”. La dramaturgia de Yo, Carmen es de El Arbi El Harti, director adjunto de la Compañía.