Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FIESTAS DE LA BLANCA DE VITORIA

Celedón y 52.000 más

El mítico icono de las Fiestas de Vitoria, inaugura un mes de celebraciones en las tres capitales vascas

Hay rutinas que son bendecidas sistemáticamente por la masa. Esta tarde, como todas las tardes del cuatro de agosto de cada año en Vitoria-Gasteiz, llueva, truene o caiga fuego, miles y miles de personas se unen en torno a la plaza de la Virgen Blanca para dar la bienvenida  a la fiesta. Celedón y 52.000 personas más se han vuelto a unir en una impresionante comunión de humo, alcohol, agua y sudor para abrirse de par en par al descontrol, la diversión y el buen humor, en una especie de terapia anual, como todas las fiestas populares, que deja las preocupaciones en un segundo plano. Ahora, ya, hoy, mañana, pasado y los próximos días, toca divertirse, y exorcizar los malos espíritus de la crisis más larga y más retorcida del último medio siglo. Bienvenido Celedón.

Etxe berria egin duk...

En 2015, por primera vez se ha cantado la tradicional canción de Celedón en castellano y en euskera. El acto, el primero de Gorka Urtaran (PNV), como alcalde de Vitoria, ha contado con la presencia de alcaldes y ediles de Pamplona, Bilbao y San Sebastián.

La ceremonia se ha iniciado a las seis en punto de la tarde, con el lanzamiento del chupinazo, que este año ha corrido a cargo del presidente de la asociación para la integración de discapacitados Zuzenak, Julio Roca, a propuesta del PP.

Posteriormente, Celedón -personaje que encarna el espíritu de las fiestas de Vitoria- ha comenzado a descender desde la torre de San Miguel, ataviado con el traje de aldeano y bajo el tradicional paraguas. Tras alcanzar el otro extremo de la plaza de la Virgen Blanca, Gorka Ortiz de Urbina, ya de carne y hueso, como viene haciendo desde el año 2001, ha iniciado el recorrido desde la plaza hasta la balconada de San Miguel, entre vítores y empujones de los miles de personas congregadas en la zona.

Cuando ha llegado a la balconada de San Miguel con la 'txapela' en la mano, Ortiz de Urbina ha puesto el pañuelo de fiestas al alcalde, Gorka Urtaran. Después lo ha hecho con el anterior alcalde y actual vicesecretario de Política Sectorial del PP, Javier Maroto, en medio de una sonora pitada. Finalmente, Ortiz de Urbina ha deseado a todos unas felices fiestas y ha cantado la popular canción de Celedón.

Celedón tiene una casa nueva, Celedón, con ventana y balcón...

Zeledon, etxe berria egin duk, Zeledon balkoi lehio on...

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >