Puig derogará una ley para reabrir la televisión valenciana

El Gobierno regional paga un millón de euros al mes por el ente “Somos la única comunidad que no tiene televisión autonómica. Esa es la anomalía”

Ximo Puig durante una entrevista este julio.
Ximo Puig durante una entrevista este julio.José Jordan

El Ejecutivo del socialista Ximo Puig está decidido a comenzar las emisiones de la televisión autonómica el 9 de octubre, a pesar del complicado embrollo jurídico y económico que envuelve al ente desde su abrupta clausura por el Partido Popular (PP), en noviembre de 2013. En la actualidad, el coste del cierre de la radio televisión valenciana ya supera lo que hubiera costado haberla mantenido abierta con una regulación de empleo pactada.

En total, el importe del cierre, calificado de “gran error” por los expertos consultados por la Generalitat, asciende a más de 130 millones de euros. Y cada mes hay que abonar unos gastos fijos que superan el millón de euros. Además, si Canal 9 no se pone en marcha antes de fin de año, la empresa pública, ahora en periodo de disolución, perderá los derechos de emisión de un centenar de películas y más de 100 horas de teleseries por las que ahora paga cerca de medio millón de euros.

“Aquí no se trata como en el pasado, de elegir entre pan o cultura. Queremos las dos cosas, pan y cultura”

Pero el mayor obstáculo para su apertura es el artículo dos de la ley aprobada por los populares que impide a la Generalitat prestar servicios de radiodifusión y televisión. El Gobierno que dirige Ximo Puig ya tiene claro que derogará la ley en las próximas semanas, lo que permitiría reiniciar las emisiones.

Se trata de una decisión parlamentaria para la que cuenta con el apoyo suficiente de la cámara, las mismas formaciones que suscribieron el acuerdo de Gobierno regional —PSPV, Compromís y Podemos— y que permitieron al líder socialista acceder a la presidencia de la Generalitat.

Puig no tiene dudas. “Aquí no se trata como en el pasado, de elegir entre pan o cultura. Queremos las dos cosas, pan y cultura”, ha señalado a este diario. “Somos la única comunidad autónoma que no tiene televisión autonómica. Esa es realmente la anomalía”, ha agregado.

“Los valencianos tenemos una lengua propia que tenemos que defender, que tiene problemas de supervivencia. Lo considero un asunto grave desde el punto de vista cultural. No se puede menospreciar que tengamos un espacio propio audiovisual, que además genera cientos de puestos de trabajo. La RTVV no es un gasto, es una inversión”, ha añadido.

En una semana, el Consejo Consultivo de Radiodifusión y Televisión, cuyo responsable es el profesor de Derecho Constitucional y experto en comunicación José María Vidal, expondrá las diferentes posibilidades que hay para abrir la televisión pública valenciana el día de la comunidad.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50