ERC salva a Convergència de la censura por la privatización del ATLL

ICV-EUiA y Ciutadans habían presentado dos mociones para reprobar a Mas-Colell

La desalinizadora de ATLL en El Prat de Llobregat.
La desalinizadora de ATLL en El Prat de Llobregat.MARCEL·LI SAENZ MARTINEZ

ERC volvió a salvar ayer a Convergència (CDC) de ser reprobada. Los republicanos unieron sus votos en el último pleno de la legislatura a los de CDC para rechazar dos mociones sobre la privatización de la empresa pública Aigües Ter-Llobregat. Los textos, promovidos por ICV-EUiA y Ciutadans, desaprobaban al consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, a su departamento y al de Territorio y Sostenibilidad, dirigido por Santi Vila. El resto de formaciones votaron a favor de la censura, aunque no en todos los apartados.

Más información

La privatización del agua ha sido uno de los asuntos más problemáticos para la Generalitat en esta legislatura. La operación, con la que la Generalitat pretendía reducir su déficit, tuvo lugar en 2012 y su objetivo era aportar a la Administración catalana 1.047 millones de euros a lo largo de 50 años. El concurso lo ganó Acciona y lo perdió Agbar, que recurrió la adjudicación ante los tribunales. El pasado mes de junio, el Gobierno catalán tuvo que enfrentarse a la anulación del proceso de privatización por parte del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. La Generalitat recurrió la anulación.

"No es el momento"

ERC cree que "no es el momento" de revertir la privatización y que hay que esperar  a que cierren  los procesos judiciales abiertos

Al revocarse la adjudicación, la Generalitat tiene que devolver los 300 millones ya abonados por Acciona, las inversiones efectuadas hasta el momento y la contraprestación por el lucro cesante.

Esquerra estuvo ayer en el punto de mira del resto de los grupos por la argumentación que su diputado Marc Sanglas dio para votar con CDC. El republicano dijo que su partido está a favor de la gestión pública del agua pero que ahora “no es el momento” de revertir la privatización hasta que no concluyan los procesos judiciales abiertos. 

El grupo de ICV-EUiA había aceptado una enmienda de ERC que preveía que el servicio volviera a ser público cuando haya una sentencia firme. Pero cuando se vio que CiU podía quedar en minoría los republicanos la retiraron. “Usted ha intentado hacer aquí malabarismo parlamentario ofreciéndonos no sé cuántas transacciones con el intento de buscar una división en la que no nos encontrará”, le reprochó Sanglas a Salvador Milà, de Iniciativa.

“La privatización no ha sido ejemplar, más bien la podríamos calificar de chapuza, pero cuando haya concluido el procedimiento judicial será el momento de pedir responsabilidades políticas si hace falta”, añadió el republicano Sanglas.

La polémica sobre la gestión pública del agua no afloja. El jueves el PSC presentó una proposición de ley que iba en este sentido y que corrió la misma suerte que las de ayer: fue rechaza con los votos de CiU y ERC.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción