Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez advierte a los catalanes de “la trampa de Mas”

El socialista quiere impulsar una reforma constitucional y el autogobierno de Cataluña

Pedro Sánchez y la alcaldesa de l'Hospitalet, Núria Marín.
Pedro Sánchez y la alcaldesa de l'Hospitalet, Núria Marín. EFE

El secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, ha lanzado hoy una advertencia a la sociedad catalana: “que no caiga en la trampa que intenta ponerle Artur Mas el próximo 27-S". El dirigente socialista ha alertado de que "intenta confundir el sistema democrático español con el Partido Popular”. A la vez, ha mostrado su apoyo a las palabras de Miquel Iceta, que aseguró que no se sumaría a la moción de censura al presidente Mas, planteada por la líder popular Alicia Sánchez-Camacho.

Sánchez ha considerado imposible “poder acometer la ruptura del Estado con la mitad más uno de los representantes del Parlament”. “Una cosa son las elecciones y otra distinta es un referéndum o un plebiscito que somete a la ciudadanía a una dicotomía. Creo que es la mayor contradicción que se puede dar respecto a la democracia constitucional”, ha argumentado.

El socialista ha vuelto a afirmar esta mañana que “la única vía para garantizar la convivencia entre Cataluña y España es reformar la Constitución”. Se ha comprometido a “impulsar el autogobierno” dando especial atención a la lengua y la cultura catalanas, a mejorar la financiación y a renovar “los instrumentos de cooperación entre las instituciones catalanas y el Gobierno español”. Estos asuntos serán una “prioridad” en la agenda del nuevo Gobierno del Estado si los socialistas llegan a la Moncloa.

Asimismo, ha abogado por encontrar “vías de concordia” para lograr una “nueva convivencia entre Cataluña y España” a través de una “reforma constitucional”. Sánchez ha reconocido que a él tampoco le “gusta” la España que está construyendo el PP y ha reiterado que “hay alternativa frente al inmovilismo de Rajoy y frente a los rupturistas del plebiscito que respete a Cataluña y su singularidad pero que refuerce el gobierno de todos”. “Dentro del sistema democrático español hay muchas fuerzas políticas, no solo el PP, y el PSOE abrirá cauces para una mayor participación de la sociedad civil y garantizar los derechos y libertades”, ha manifestado, y ha añadido que “todos tenemos causas comunes” y que desde su posición apela “a que no venza el choque entre identidades y que gane la concordia entre españoles”. “No me reconozco en teorías como la de españolizar Cataluña”, ha dicho para afirmar a continuación que ante los desprecios al catalán “niega la mayor” porque lo considera una riqueza. “Si soy presidente reconoceré, apreciaré y valoraré la lengua y la cultura catalanas”, ha sentenciado.

Sobre la posibilidad de que Castelldefels entre mañana a formar parte de la Asociación de Municipios por la Independencia con los votos a favor del PSC, ha optado por enviarles un mensaje: “Yo siempre he dicho que para gobernar no vale todo”.

La visita del socialista a Cataluña ha concluido en l'Hospitalet de Llobregat, donde se ha reunido con la alcaldesa del municipio, la socialista Núria Marín. Han compartido la valoración de Marín sobre el “desamparo que han sufrido los ayuntamientos en los últimos años” y ha explicado que “uno de los principales avances que tenemos que hacer es promover la administración local”. “Me comprometo a derogar la ley de racionalización de la administración, reformar la financiación local y a hacer constar en la Constitución la autonomía local”, ha afirmado. Sánchez culmina "una agenda muy intensa en Cataluña" y ha asegurado que volverá "mucho más" a partir de ahora.