Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una niña de 12 años fallece tras ser alcanzada por un rayo en Campelles

La menor participaba en unas colonias junto con un grupo de unos 30 jóvenes

Una niña de 12 años falleció este viernes por la tarde en Campelles (Ripollès) al ser alcanzada por un rayo en una zonas con árboles. La menor participaba en unas colonias y, al parecer, se había apartado un momento del grupo cuando se produjo una fuerte tormenta que desencadenó el fatal accidente.

Según los Mossos d'Esquadra, los hechos se produjeron alrededor de las siete y media de la tarde cuando recibieron el aviso del accidente. Cuando los efectivos de la policía catalana llegaron al lugar de los hechos, la menor ya había fallecido.

El alcalde de Campelles, Joan Dordas, explicó que la niña, que procede del área de Barcelona, formaba parte de un grupo de unos treinta menores que estaba de colonias por los alrededores de Campelles. Según el alcalde, el grupo, acompañado de sus monitores, había hecho una travesía a pie durante el día desde el pueblo de Montgrony hasta Campelles, donde tenían previsto pasar la noche.

Alrededor de las siete de la tarde, el grupo estaba jugando por los alrededores del pueblo, cerca de una zona conocida como el Pla de Santa Maria, cuando se desencadenó una fuerte tormenta. “El primer rayo ha sido muy fuerte”, aseguró Dordas que explicó que en la zona se encuentra una cruz de hierro que señala el término municipal. “Quizá la cruz haya atraído el rayo que impactó en la niña”, especulaba el alcalde, que no se explicaba cómo se había producido el fatal accidente. La menor.

El Ayuntamiento de Campelles habilitó el edificio consistorial para atender a los menores, a sus monitores y a sus familiares. En el dispositivo de atención también participaron efectivos del SEM, que activaron el servicio psicológico para atender a los compañeros de la víctima y a sus monitores.

El Servicio Metereológico de Cataluña emitió por la tarde un aviso por lluvia intensa en la zona de la Cerdanya y el Ripollès. Las tormentas fueron de intensidad y acompañadas de potente aparato eléctrico.

Un centenar de personas, entre niños y monitores, de tres grupos de acampada distintos tuvieron que pasar la noche en un local que les facilitó el Ayuntamiento de Queralbs, también en el Ripollès, dada la inclemencia del tiempo. Los tres grupos se vieron sorprendidos por la fuerte e inesperada tormenta.