El dueño del vertedero incendiado reconoce que es ilegal y pide perdón

Juan José Escribano afirma que ha intentado colaborar en las tareas de extinción del fuego y que no le han dejado

Vertedero ilegal incendiado junto a Rivas el pasado viernes.
Vertedero ilegal incendiado junto a Rivas el pasado viernes.ÁLVARO GARCÍA

Juan José Escribano, el dueño del vertedero ilegal que sufre un incendio desde el pasado 27 de junio junto al término municipal de Rivas-Vaciamadrid, pidió ayer perdón a los vecinos de esta localidad por las molestias que le haya podido ocasionar el humo. Este empresario reconoce que lleva explotando esta zona desde 2012 pese a no tener los permisos oficiales, dado que le es imposible pagar los precios fijados por el único vertedero autorizado en la región. Asegura que se ha puesto a disposición de las autoridades para solucionar el problema, pero que no le han dejado participar en la extinción con su maquinaria.

Escribano mantiene, en declaraciones a EL PAÍS, que el incendio de su vertedero “ha sido intencionado”: “Yo no soy el culpable del fuego. El sábado alguien incendió un coche sustraído cerca del vertedero y al poco lo apagaron, pero al poco, cuando ya estaba todo extinguido, se inició el fuego en mis terrenos”. Pese a haberse ofrecido en varias ocasiones a apagarlo con su maquinaria, las autoridades no le han dejado. “Tengo una excavadora que es suficiente para remover el escombro y apagarlo en horas. Cuando he ido al lugar, ni me han hecho caso”, asegura este empresario, “han dicho que venga la Unidad Militar de Emergencias, la UME, pero no es necesario si me dejan utilizar mis medios”

Lo que más le ha dolido a Escribano es que los vecinos de la avenida de Pablo Iglesias y de la urbanización Covibar, en Rivas Vaciamadrid, se hayan visto afectados por el humo: “No comprendo cómo las autoridades no les han dado consejo para que no hubiera problemas de salud. Son muy sencillos y hubieran evitado muchos problemas”. De hecho, se ofrece a llevar de manera gratuita todos los camiones de leche que necesiten para contrarrestar los efectos nocivos que haya tenido la inhalación del humo, en especial, el envenenamiento de la sangre. “Estoy dispuesto a correr con todos los gastos que suponga el incendio. Me he visto obligado a estar en estos campos y me hago responsable de todo”. Escribano afirma que el humo puede resultar molesto pero que no es especialmente dañino ni contaminante para las personas.

El dueño del vertedero asegura que ha intentado legalizar su explotación desde hace tiempo pero que tan solo ha recibido denuncias por parte de la Policía Municipal y del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil. “Lo que no puede ser es que nosotros cobremos 100 euros por retirar un contenedor de seis metros cúbicos de la calle y tengamos que pagar 50 o 60 por descargar en el vertedero autorizado. Yo cobro 20 euros porque es la única forma de ganarme la vida”, reconoce Escribano. “Llevo años luchando por un vertedero público y con precios ajustados, al igual que muchos compañeros. No nos hace caso. Algunos están ganando mucho dinero con esto de los escombros”, afirma. También señala que, si le clausuran el vertedero incendiado, se trasladará a otro punto cercano de la capital y abrirá otro similar.

Los concejales de Salud y Seguridad, Javier Barbero; de Medio Ambiente, Inés Sabanés; y del distrito de Vallecas, Paco Pérez, se reunieron ayer con representantes de la Policía Municipal de Madrid, bomberos y SAMUR para apagar cuanto antes el incendio e impedir nuevos vertidos en la zona. Hoy por la mañana habrá una nueva reunión con representantes de los servicios de seguridad y los servicios jurídicos del consistorio para definir las medidas a adoptar con urgencia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS