Las entidades independentistas apoyan la lista única para el 27-S

La presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, matiza que la propuesta será "sin políticos en activo"

Muriel Casal, presidenta de Òmnium Cultural.
Muriel Casal, presidenta de Òmnium Cultural.GIANLUCA BATTISTA

Las entidades civiles independentistas apoyaron ayer la idea de una lista única soberanista para el 27 de septiembre en Cataluña. Los socios de Òmnium Cultural y la Asamblea Nacional Catalana han validado este fin de semana la opción de esta candidatura que intenta reforzar el soberanismo en un momento de debilidad por las pugnas internas y por la aparición en el panorama electoral de una confluencia de la izquierda con Podemos e Iniciativa. Lo que está por ver es si esta lista, que inicialmente propuso Artur Mas, incluirá a políticos o solo activistas.

Las últimas encuestas apuntan a que los dos principales partidos soberanistas, Convergència y Esquerra no sumarán mayoría absoluta el 27-S si concurren por separado. Esto dejaría en punto muerto el plan conjunto que defienden Artur Mas y Oriol Junqueras para impulsar una declaración de independencia en un plazo de 18 meses. Las peleas constantes entre ambos partidos, en principio socios en el Parlamento catalán, y la ruptura de la federación amenazan con desangrar este espacio político, lo que las entidades soberanistas intentaron corregir ayer.

Los socios de la Asamblea Nacional Catalana votaron en una consulta interna una pregunta poco clara que, en principio, buscaba responder a la oferta de Artur Mas para integrarlos en la lista que lideraría Convergència. La entidad, dividida entre partidarios de Mas y de Junqueras, respondió a una pregunta que no aclara la situación pero que permitirá negociar a sus dirigentes. “¿Quieres que la ANC busque las complicidades necesarias con otras entidades y fuerzas políticas para impulsar una propuesta electoral de máxima transversalidad para garantizar el carácter plebiscitario del 27-S que nos lleve a la independencia de Cataluña?”.

Los asociados a la ANC validaron la propuesta con el 96% de los votos a favor. No es el resultado definitivo porque falta contar los votos por correo, que fueron 5000 de los 16.200 que se emitieron. La ANC tiene cerca de 34.000 socios.

La izquierda escenifica su unidad ante Mas

Miquel Noguer

Mientras el soberanismo busca la fórmula para maximizar su fuerza el 27 de septiembre, la izquierda hace lo mismo para disputarle el trono electoral. Los partidos que la semana pasada anunciaron una confluencia de izquierdas en Cataluña apostaron ayer por convertir el 27-S en unas “elecciones constituyentes” y no plebiscitarias.

Iniciativa per Catalunya, Esquerra Unida, Procés Constituent y Podemos apuestan por pasar página a la idea del plebiscito porque entienden que es “una trampa política y una estafa democrática", aseguró Dolors Camats, de ICV. Joan Josep Nuet, de EUiA, dijo que el objetivo es “construir una república catalana con la que se puedan identificar las clases populares”. Nuet envió un claro mensaje a Esquerra Republicana: “ERC tiene que decidir qué modelo de país quiere”, dijo en referencia al apoyo que ha dado a la política económica y social de Artur Mas los últimos dos años.

Por su parte, Òmnium Cultural acordó aceptar “el reto” de Artur Mas y asumir “el liderazgo” del proceso hacia el 27-S, junto al resto de entidades de la sociedad civil, según informó la entidad en un comunicado. Òmnium propone crear una lista por la independencia, formada por representantes de la sociedad civil y con el “apoyo explícito” de los partidos políticos que defiendan la creación de un Estado independiente. La líder de la entidad, Muriel Casals, matizó que la lista será “sin políticos en activo”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Estos movimientos responden a la confusión absoluta que reina desde hace semanas entre el soberanismo, dividido entre quienes creen que es mejor aunar fuerzas en torno a Artur Mas y quienes creen que es mejor presentar candidaturas diversas para intentar sumar después en el nuevo Parlamento. El escenario se ha complicado enormemente con la aparición de la incipiente confluencia de izquierdas agrupada en torno a Podemos, Iniciativa y otros partidos. Algunas encuestas sitúan a esta opción en posiciones de liderazgo, lo que pondría punto final al plan trazado por Artur Mas y Oriol Junqueras.

Convergència y Esquerra no se acaban de definir sobre la propuesta de las entidades soberanistas. Sus bases están sopesando si es posible apartar a los dirigentes y afrontar una empresa como esta sin un liderazgo consolidado. Los cuadros de los partidos también se preguntan en qué posición quedarán ellos si las listas se confeccionan solo con independientes. Todo esto genera más dudas que certezas acerca de la viabilidad de las candidaturas.

El portavoz parlamentario de Convergència, Jordi Turull, aseguró este sábado que “cualquier dinámica que surja para reforzar la unidad será bienvenida”. ERC, que hasta ahora siempre había rechazado una lista unitaria, ha cambiado de opinión tras varios sondeos electorales poco favorables. “Si es necesario que les formaciones políticas den un paso al lado y cedan todo el protagonismo a una lista exclusivamente civil de consenso, por la independencia, ERC no fallará”, dijo ayer en un comunicado.

En cambio, el secretario general de Unió Democràtica, Ramon Espadaler, considera “populista” la candidatura transversal porque entiende que la gente no puede prescindir de los políticos.

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS