El PP de Fabra critica al nuevo Consell

La coordinadora regional, Isabel Bonig, acusa a Ximo Puig de marginar la provincia de Alicante

El viceportavoz del Grupo Popular, Jorge Bellver, con el portavoz Alberto Fabra, y el secretario Vicente Betoret.
El viceportavoz del Grupo Popular, Jorge Bellver, con el portavoz Alberto Fabra, y el secretario Vicente Betoret.JOSÉ JORDÁN

La nula presencia del socialismo alicantino en el nuevo Consell le ha servido este miércoles a la coordinadora general del PP de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, como arma arrojadiza contra el gobierno del socialista Ximo Puig. Bonig ha acusado al nuevo presidente valenciano de abandonar la provincia sureña “como ya hizo su mentor”, en referencia a Joan Lerma, el último socialista que presidió el Consell y a quien se considera mentor del actual.

La primera crítica al recién nacido gobierno de coalición formado por PSPV y Compromís no ha tardado más de dos días en producirse. El malestar entre los socialistas alicantinos por no formar parte de la nueva primera política valenciana es patente, son el grupo mayoritario en la bancada autonómica del PSPV. Y las quejas del secretario general de Alicante, el diputado David Cerdán, de no contar con ningún consejero socialista de la provincia de Alicante han sido aprovechadas por Bonig para calificar como “una tradición socialista” lo que considera un “abandono” de Alicante.

El incumplimiento de Puig de crear una Consejería de Turismo y ubicarla en Benidorm, referente turístico valenciano y uno de los pocos grandes municipios que conserva el PP, también ha servido a la coordinadora para atacar al presidente de la Generalitat: “Y está por ver si la sede de la Agencia y su responsable se trasladan a Benidorm”.

La embestida de Bonig pretende reavivar el discurso de marginación de la provincia por parte de la Generalitat que tan buenos réditos le dio al popular Eduardo Zaplana en la década de los noventa.

Las palabras de la coordinadora del PPCV no han sido las únicas críticas. El presidente del partido y portavoz del grupo parlamentario popular, Alberto Fabra, ha censurado además la premura con la que el nuevo Consell ha cambiado en “solo 20 días” a Francesc Colomer del cargo de presidente de las Cortes al de director de la Agencia Valenciana de Turismo, aunque los populares se abstendrán en el nombramiento del nuevo responsable parlamentario, Enric Morera, de la Coalició Compromís.

Fabra invita a Ciscar a apartarse

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por otra parte, la situación de la Diputación de Alicante también ha sido este miércoles motivo de debate entre la formación que preside Alberto Fabra. Perdidas las grandes instituciones valencianas, la Corporación provincial alicantina puede convertirse en la mayor institución gobernada por el PP si consiguen el apoyo de Ciudadanos. La institución maneja 400 millones de euros en la quinta provincia española más poblada y quien la presida verá cimentado su poder en el seno del partido.

El presidente regional del partido, Alberto Fabra, se ha encargado, tras la reunión de su grupo parlamentario, de avivar el conflicto que ya existe en el PP alicantino. Actualmente, dos sectores se postulan para presidir la institución provincial: el del presidente provincial, José Ciscar, y el de los críticos liderados por Luisa Pastor y Miguel Ortiz. Para conseguir la presidencia, no obstante, necesitan un voto de Ciudadanos, que se opone a que sea Ciscar quien la presida. Ante esa situación, Fabra ha abierto la puerta a que sea otro político distinto a Ciscar quien se presente como candidato a la presidencia de la diputación.

Fuentes cercanas a Ciscar, no obstante, aseguran que su candidatura está asegurada por Génova. La dirección nacional del PP, según esta versión, ya ha pactado con el partido de Albert Rivera, en Barcelona, el nombramiento.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS