Medio Ambiente cierra el Peñon de Ifach al público por inseguridad

El Ayuntamiento de Calpe rechaza la medida de cerrar con un muro y una puerta metálica el acceso al Peñón de Ifach por motivos de seguridad Los técnicos clausuran el parque natural más visitado de la Comunidad Valenciana tras quedar inconclusas las mejoras en seguridad anunciadas por el anterior Consell

Entrada al parque natural del Peñón de Ifach, en la base de la montaña
Entrada al parque natural del Peñón de Ifach, en la base de la montaña

El vacío de poder por el cambio de gobierno en el Consell ha ocasionado el cierre del parque natural más visitado de la Comunidad Valenciana, el Peñón de Ifach, por motivos de seguridad. El anuncio del anterior gobierno del Partido Popular, que publicitó el pasado mayo unas obras para mejorar el paso hasta la cima de esta montaña de inigualables vistas, ha quedado en papel mojado. Y los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente, de la que depende el peñón, han optado por el cierre.

La clausura total del espacio natural se ha sentido como una pésima noticia en Calp, el municipio donde se alza esta peculiar montaña de 332 metros de altura unida por un istmo a la costa. El peñón es una de las postales más emblemáticas de la costa alicantina y un hito turístico de esta localidad gobernada por el PP. El Ayuntamiento reclama la apertura de este espacio natural que cada año recibe más de 120.000 personas.

La última rehabilitación aplicada al parque, según el cartel que se encuentra a su entrada, data de hace 10 años, una inversión de la Unión Europea y la administración autonómica. El pasado 24 de abril, con la consejera Isabel Bonig todavía en el cargo, la Dirección General del Medio Natural comunicó al Ayuntamiento su intención de acometer unas obras en el lugar por motivos de seguridad. “Se ha considerado que no se puede garantizar la seguridad de las personas que acceden a su cima”, anunciaba la misiva tras la visita de los técnicos.

La montaña es atravesada por un túnel que comunica la vertiente norte y sur. A la salida de este, el paso que lleva hasta la cima resulta muy resbaladizo, con apenas una cadena clavada a la roca como única protección. La intención original de lo anunciado por la Consejería era habilitar un mirador a la salida del corredor y dar por acabada la ruta a partir de ese punto. Sin embargo, lo único acometido ha sido un muro en la base del parque. En mayo, en plena campaña electoral, nadie estaba para reclamar ni para construir ningún mirador.

Ante la duda, los técnicos que informaron de la inseguridad del pasaje han optado por el cierre total del parque. El Ayuntamiento ha requerido en dos ocasiones la reapertura en la última semana del parque, pero no encuentran interlocutor en Medio Ambiente que resuelva. Y el anterior director de este espacio protegido, Carlos Llinares, ya no ostenta el cargo, es el nuevo alcalde popular de Teulada (Alicante).

La clausura de este parque natural de 45 hectáreas, probablemente uno de los espacios preservados más pequeños de Europa, es algo inédito. Nunca había ocurrido desde que se declarara su protección en 1987. El lugar es un punto emblemático de la Comunidad Valenciana, un espacio que atesora flora europea endémica. Desde sus alturas, vigiladas por escuadrones de gaviotas, cormoranes y diversas rapaces, se puede observar en los días claros la isla de Formentera.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50