Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias esgrime el ‘el eje del sí se puede’ para derrotar a Mas el 27-S

El líder de Podemos apuesta por la confluencia para "echar a CiU" de la Generalitat

Pablo Iglesias junto a Albano Dante Fachin, ganador de las primarias de Podemos para el 27-S.
Pablo Iglesias junto a Albano Dante Fachin, ganador de las primarias de Podemos para el 27-S.

Pablo Iglesias proclamó ayer que antes de las elecciones generales tiene otro objetivo: salir a ganar los comicios catalanes del próximo 27 de septiembre. En un mitin en Badalona, el líder de Podemos aseguró que el “eje del sí se puede” saldrá a vencer en los comicios concebidos por Artur Mas como un plebiscito sobre la secesión. El líder de Podemos mostró su entusiasmo ante el temor, admitido por el presidente catalán, de que se construya una lista alrededor del eje social: “Me encanta que estén preocupados los que llevan años robando a las clases populares catalanas”.

En su tercer mitin en Cataluña, el líder de Podemos expresó su convencimiento de que una candidatura de confluencia con Iniciativa per Catalunya, Esquerra Unida y otros partidos puede ganar para "echar a CiU". Precisamente, su tesis se vio reforzada ayer por la publicación de un sondeo que pronosticaba que una lista conjunta estaría en disposición de derrotar al líder convergente. “Y si el sí se puede tiene que ser el lema o el nombre, se pondrá”, exclamó Iglesias reivindicando el grito de guerra de su partido.

Acompañado de un millar de entusiastas seguidores, en el Parc del Sol, en Llefià, Iglesias confirmó que hoy mantendrá una reunión con la dirección de Iniciativa para construir una candidatura común. “Los amigos de Iniciativa han entendido que lo importante no son las siglas ni la tradición si ponen sus esfuerzos al servicio del protagonismo de la gente”, afirmó el líder de Podemos subrayando que el PSUC, el partido original de los ecosocialistas, era en el que le hubiera gustado militar.

El mitin de Iglesias se celebró simbólicamente en Badalona, donde la candidatura de confluencia Guanyem desplazó al alcalde popular Xavier Garcia Albiol, que apuntó su mandato con las políticas antiimigración. Y justo cuando los partidos de izquierda rubricarán este fin de semana el acuerdo de confluencia pese a que aún no está claro quién liderará la candidatura. Todo apunta a que será un cabeza de lista independiente. Tras reivindicar que tiene “galones” para marcar las líneas de esa lista —afirmó y pidió perdón por decir que la izquierda tradicional había sido incapaz de comprender el clamor popular—, Iglesias soslayó la independencia.

Votar socialista es votar morado. Bienvenidos a casa", dijo Iglesias en un claro mensaje a los electores del PSOE

Eso sí, dejo claro que no viaja a Cataluña para “insultar” y recibir a cambio votos en Madrid y que esta comunidad es una nación: “Pero no nos van a engañar con tratos falsos entre Madrid y Barcelona. Nuestra patria es la gente aquí y en cualquier sitio”. Iglesias expuso su conocida tesis de que soberanista no es quien se envuelve en la bandera sino quien reivindica una mejor sanidad o escuela pública. “Ahora parece eso de ‘a ver quién la tiene más larga”, afirmó arremetiendo contra Mariano Rajoy, Artur Mas o Pedro Sánchez por el uso que, a su juicio, hacen de las banderas.

De entrada, Iglesias pidió al presidente catalán que no de lecciones sobre lo que es ser catalán. "Eso no lo va a explicar Mas ni su burguesía de cobardes. Quienes defendieron la bandera catalana no fueron sus burgueses, que besaban el suelo que pisaban los jerarcas franquistas para mantener su dinero, y no van ahora a defender a los que viven en Badalona o Nou Barris", afirmó espetando a los convergentes que deberían "avergonzarse" por las cuentas en Andorra de la familia Pujol.

Pero no solo arremetió contra Mas. Luego cargó contra Sánchez por la enorme bandera española que desplegó en la presentación de su candidatura. "Nosotros somos soberanistas sin necesidad de envolvernos en una bandera. ¡No te acordaste del patriotismo cuando reformaste el artículo 135 de la Constitución. O cuando gente como Felipe se pone a sueldo de las  eléctricas. Votar socialista es votar morado: la mano tendida para todos los socialistas que se quieran apuntar. Bienvenidos a casa", señaló. E ironizó con que todos los líderes parecen el dúo Pimpinela, una pareja que se criticaba en una célebre canción, pero que acababan abrazados. Iglesias estuvo acompañado del candidato de su partido al 27-S, el activista Albano Dante Fachín y de la secretaria general, Gemma Ubasart, que afirmó: “Este país no lo construirán ni Rajoy ni Sánchez. Lo haremos nosotros ganando las elecciones”.