Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La trama Gürtel vuelve al banquillo en Valencia por los contratos de Fitur

El juicio fue suspendido en abril para dar tiempo a las partes a estudiar documentación

Correa en el primer juicio a la trama Gürtel en Valencia. Ampliar foto
Correa en el primer juicio a la trama Gürtel en Valencia.

Los supuestos cabecillas de la trama Gürtel vuelven este jueves al banquillo por las adjudicaciones concedidas por el Gobierno valenciano para el diseño y montaje de su pabellón en la feria turística Fitur entre 2005 y 2009 por importe de cinco millones de euros. El juicio se inició el 31 de marzo y fue suspendió por el Tribunal Superior valenciano en la segunda jornada para "permitir a todas las partes un más profundo estudio del material probatorio".

Junto a Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, El Bigotes, y empleados de sus empresas se sentarán en el banquillo dos exconsejeras de la Generalitat en la etapa del expresidente Francisco Camps, Angélica Such y Milagrosa Martínez, que también presidió las Cortes Valencianas y sigue siendo alcaldesa en funciones de Novelda, y varios técnicos de la Agencia Valenciana de Turismo. La Fiscalía y la acusación particular que ejercen los socialistas les atribuyen los supuestos delitos de tráfico de influencias, prevaricación, malversación de caudales públicos, falsedad documental y cohecho.

Los acusados han negado las acusaciones y han tratado de convertir la causa en un proceso político, acusando al ex secretario general socialista y exministro Alfredo Pérez Rubalcaba de orquestar el caso y pidiendo la recusación de uno de los jueces que integran el tribunal, Juan Climent, por haber formado parte a principios de los años ochenta del Consell que presidió Joan Lerma, del PSPV-PSOE. Una solicitud que los magistrados consideraron infundada.

El Tribunal Superior valenciano atendió en el primer arranque del juicio la petición de las defensas de varios de los acusados, que advirtieron de que existía documentación en la parte original del caso, instruida en la Audiencia Nacional, que podía afectar a sus clientes y a la que no habían tenido acceso mientras que la Fiscalía Anticorrupción sí que había podido hacerlo. Los letrados pidieron tiempo para estudiar la documentación, afirmando que de lo contrario se produciría "una quiebra del principio de igualdad". Los jueces aceptaron posponer el juicio dos meses. Y la reanudación se hará ahora desde el principio, con este jueves y el viernes dedicados de nuevo a cuestiones previas.

Las defensas han adelantado ya, sin embargo, que volverán a pedir la suspensión de la causa debido a la tardanza que han soportado para acceder a la documentación de la Audiencia Nacional. El Tribunal Superior valenciano criticó en una providencia la negativa del titular del juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, a permitir que los acusados consultaran directamente los informes policiales. Finalmente, han podido hacerlo en el tribunal de Valencia, pero según los abogados solo han dispuesto de unos días para consultar miles de folios.

Más información