Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau promete “diálogo” a la Urbana antes de eliminar a los antidisturbios

La futura alcaldesa escuchará propuestas, aunque su programa prevé disolver la unidad

Ada Colau y Gerardo Pisarello se han reunido esta mañana con los representantes sindicales de la Guardia Urbana de Barcelona. A la convocatoria han acudido representantes del sindicato mayoritario, SAPOL, pero también agentes de UGT, CC OO y otros sindicatos que han trasladado diversas inquietudes que hay en el cuerpo ante el programa de Barcelona en Comú y la toma de posesión de Colau el próximo sábado.

“Es la primera vez que alguien que va a ser alcaldesa se sienta con nosotros dispuesta a escuchar los problemas que tenemos en el cuerpo. Estamos satisfechos por el diálogo que habrá”, asegura Marcos González, portavoz de SAPOL.

Colau ha asegurado en diversas entrevistas que en la Guardia Urbana “hay cosas que no han funcionado y han generado alarma social”. La futura alcaldesa ha dejado claro en diversas entrevistas que en el cuerpo municipal ha habido “casos de torturas gravísimos, malas praxis y condenas por casos de tráfico de drogas o prostitución”.

El programa electoral de Barcelona en Comú promete disolver “de manera progresiva” la Unidad Policial Administrativas y de Seguridad (UPAS), los antidisturbios. Colau asegura que el actual modelo policial tiene una parte represiva sobredimensionada” y debe redirigirse a otros modelos de policía de proximidad y mediación que ya existían en las décadas de los ochenta y noventa. Las UPAS se constituyeron con el alcalde Joan Clos. Según el portavoz de SAPOL es necesaria una unidad de estas características ya que “algunos individuos nos llegarían a pegar en la vía pública”.

Los sindicalistas han salido satisfechos de la reunión con Colau por la promesa de diálogo pero González considera que Barcelona en Comú no es consciente del modelo policial barcelonés que “tanto nos ha costado conseguir”. El año pasado las UPAS fueron transformadas en Unidad de Soporte Policial (USP) con prácticamente las mismas atribuciones como antidisturbios.

González asegura que Colau se “ha dejado influenciar", en referencia a los sectores más beligerantes con los cuerpos policiales dentro su formación, "pero la Guardia Urbana ha evolucionado con la sociedad y las USP son totalmente necesarias para proteger a la ciudadanía”.

El grupo de antidisturbios de la Guardia Urbana de Barcelona son los encargados de desalojar las playas tras la celebración de la verbena de Sant Joan. El próximo 24 de junio se estrenarán los agentes bajo el mando de Ada Colau.