Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ANC encuentra acomodo a Liz Castro, la candidata no oficialista

La norteamericana coordinará el área de internacional de la entidad tras ser desbancada por Jordi Sànchez para la presidencia

Castro, junto a Sánchez, el día que pugnaron por presidir la ANC.
Castro, junto a Sánchez, el día que pugnaron por presidir la ANC.

La Asamblea Nacional Catalana ya ha encontrado acomodo para la editora y escritora Liz Castro, la candidata no oficialista que plantó cara al nuevo presidente, Jordi Sànchez. La norteamericana ha debutado hoy en el área de internacional, un cargo que le da relevancia en la nueva estructura de la ANC. Una de las prioridades de Sànchez cuando asumió el cargo hace dos semanas era encontrar una ocupación para Castro que se ajustara a su popularidad entre las bases y su labor en el soberanismo, donde ha destacado por vender las bondades del proceso en inglés. Esta condición, junto a su presencia activa en las redes, motivó un hecho inesperado para la cúpula saliente: entre los militantes, que votan a los integrantes del secretariado pero no su estructura orgánica, fue más votada Castro que Sànchez. 

Una vez desbancada de la presidencia en la votación interna de la nueva dirección, su objetivo en la ANC será continuar haciendo pedagogía del proceso en el mundo, aprovechando la estructura que la entidad independentista tiene organizada, con 37 asambleas exteriores que intentan explicar el objetivo de la independencia por todos los países. "Nuestro objetivo es que la gente sepa qué está pasando aquí", ha dicho Castro esta mañana, en la que ha destacado éxitos de la sectorial hasta ahora: una moción del Parlamento danés en la que pedía "diálogo", con diputados que defendieron la reivindicación del derecho a decidir; y las conferencias que organizó la ANC en las universidades de Georgetown i Minnesota.

Castro asegura sentirse cómoda en una ocupación que se barajó desde el momento en que la ANC optó por Sánchez y no por ella: "Estoy muy animada en el nuevo cargo, llevo muchos años intentando explicar que pasa en Cataluña fuera. Tengo la oportunidad para trabajar con las asambleas en el exterior", ha celebrado esta mañana la escritora, que entre decenas de libros sobre informática redactó una guía del proceso en inglés, What's up with Catalonia?.

La norteamericana afincada en Cataluña queda con este cargo enrolada en el segundo nivel de poder de la ANC. Quedó fuera del primero cuando Sànchez fue elegido presidente y Rosa Alentorn vicepresidenta. Pero la de Internacional representa, junto a la de Relaciones Políticas, una de las sectoriales con más relevancia en la entidad. Con el acomodo de Castro la influencia de esta área puede crecer: en la dirección de la ANC quieren darle protagonismo, y mitigar así el malestar de parte de las bases porque la candidata más votada en las elecciones internas no fuera la presidenta. 

La primera misión de Castro es potenciar el voto en el exterior para las elecciones autonómicas del 27-S. Desde la reforma de la ley electoral en 2011, el sufragio de los residentes en el extranjero ha caído en picado, y la ANC cree que los más de 200.000 votantes registrados en otros países pueden ser claves en unos comicios en los que el proceso se la juega.