_
_
_
_

La victoria de Ada Colau inquieta al sector turístico e inmobiliario

Los empresarios piden a la futura alcaldesa que no se precipite paralizando proyectos

Lluís Pellicer

A pesar de que las nuevas formaciones de izquierdas han sido las únicas que no han sido invitadas, estas, y en concreto Ada Colau, han sido las protagonistas de la XXXI Reunión del Círculo de Economía de Sitges. No solo por exabrupto de la exministra de Exteriores Ana Palacio, que comparó “la nostalgia política” de la vencedora de los comicios en Barcelona con la del Estado Islámico o la ultraderecha francesa. En los pasillos se pronunciaba con frecuencia nombre de la que podría ser la futura alcaldesa de la capital catalana.

Dos sectores están especialmente inquietos: el hotelero y el inmobiliario. Tras diez años de boom por el tirón de la marca Barcelona, fuentes del sector explican que temen que Colau se decida finalmente a aplicar una moratoria de licencias en toda la ciudad. Eso afectaría a su vez a la construcción, cuyas inversiones se están dirigiendo a ese sector. “Madrid y Barcelona son las dos únicas ciudades que aparecen ahora en el mapa inmobiliario mundial, y paralizar un proyecto como el de Deutsche Bank no ayuda a que el capital apueste por la ciudad”, afirma un empresario del sector.

A las patronales ha llegado la inquietud de muchos empresarios, dicen fuentes cercanas a estas organizaciones. Sin embargo, sus dirigentes han pedido calma. “Todo el mundo está a la expectativa, lo cual es normal, pero valoramos la declaración de intenciones del equipo de Colau, que ha anunciado que va a escucharnos”, afirma Josep González, presidente de Pimec. Desde Fomento se reclama capacidad de llegar a acuerdos y, sobre todo, que estos “no frenen la actividad económica”. “Pedimos que antes de frenar cualquier proyecto se analice bien, se pregunte y se entienda”, indica David Garrofé, de la patronal Cecot. Uno de los principales temores, la apuesta de la ciudad por el Mobile World Congress, parece ya despejada después de que Colau apostara por renovar ese contrato.

Algunos empresarios, no obstante, consideran que los resultados del domingo deben interpretarse como un aviso de hastío de la ciudadanía ante los casos de corrupción de las formaciones tradicionales y la creciente desigualdad social. Eso explica, en parte, que el Círculo de Economía haya incluido esos dos puntos en el documento que presentó esta semana y que ha trasladado ya al presidente de la Generalitat, Artur Mas; al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y que hoy llevarán al presidente del Ejecutivo central, Mariano Rajoy.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Lluís Pellicer
Es jefe de sección de Nacional de EL PAÍS. Antes fue jefe de Economía, corresponsal en Bruselas y redactor en Barcelona. Ha cubierto la crisis inmobiliaria de 2008, las reuniones del BCE y las cumbres del FMI. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_