Cifuentes habría ganado la alcaldía

A Aguirre la penalizó la agresividad de su discurso y la candidata autonómica del PP limitó daños con un estilo amable

Esperanza Aguirre sale ayer de su domicilio.
Esperanza Aguirre sale ayer de su domicilio.CARLOS ROSILLO

La dirección del Partido Popular entiende que la “agresiva” campaña de Esperanza Aguirre “tuvo un efecto boomerang y penalizó” al PP al convertir a Manuela Carmena en un “icono”, según fuentes de la cúpula nacional. La cabeza de lista de Ahora Madrid apunta como la primera alcaldesa de izquierdas de la capital en 24 años.

En contraste, la candidata autonómica, Cristina Cifuentes, se acercó más a sus objetivos con un discurso “conciliador”, en el que optó por resaltar los puntos en común con otros partidos. Por ejemplo, la eliminación del aforamiento o su renuncia a recuperar el plan de privatización de la gestión de seis hospitales que el presidente regional, Ignacio González, planteó en 2013. Los votantes de la capital (1,6 millones) diferenciaron entre ambas fórmulas, y desnudaron en las urnas los aciertos y errores en la elección de candidatos y la estrategia de los partidos en la campaña electoral.

Cifuentes sumó en la ciudad de Madrid 568.503 de los 1.047.056 votos que le darán, con el respaldo de Ciudadanos, el Gobierno regional. Aguirre fue también la más votada en la capital, pero no lo suficiente para evitar la mayoría absoluta de una alianza de Ahora Madrid y PSOE. Aguirre sumó 563.292 votos, 5.211 menos que Cifuentes. Esa diferencia parece mínima y no lo es: Cifuentes hubiera sumado 23 ediles (Aguirre logró 21); con los siete de Ciudadanos (según su porcentaje de voto regional en la capital), el PP habría mantenido el Ayuntamiento. Aun así, Aguirre se quedó a solo 7.839 votos de arrebatar un edil a Ahora Madrid y volcar la mayoría a su favor.

“Carmena mártir”

Responsables de la dirección nacional indicaron que la última semana de campaña fue clave en Madrid. Y, en concreto, el debate entre Aguirre y Carmena. La presidenta del PP autonómico acusó a la exjuez de liberar etarras, mientras la candidata de Ahora Madrid criticaba el papel destacado del PP en casos de corrupción como Gürtel y Púnica. “Fue un error, convertimos a Carmena en una mártir... Y en alcaldesa salvo milagro”, sentencia un dirigente estatal. Aguirre trató además de minar a Carmena potenciando a IU con un ataque despiadado.

Frente al estilo “embarrado” de la campaña de Aguirre, Cifuentes limitó daños pese a las críticas de grupos antiabortistas. Otro factor en contra con el que lidió fue la forma en que la estructura del PP regional se centró en Aguirre (que preside el partido en Madrid desde 2004), relegando a un segundo plano a Cifuentes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En cualquier caso, tanto Aguirre como Cifuentes lograron un resultado muy superior a la marca PP (27,05%). Aguirre obtuvo el 34,5% de votos en la capital; Cifuentes, el 33,1% en las elecciones autonómicas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS