Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP pierde casi la mitad de votos en Barcelona y se queda con tres ediles

Los populares vencen en los municipios de Castelldefels y Badalona

Alicia Sánchez-Camacho y Alberto Fernández Díaz.
Alicia Sánchez-Camacho y Alberto Fernández Díaz.

Varapalo histórico el que ha sufrido este domingo el PP. Tras conseguir los mejores resultados de su historia en Barcelona en las últimas elecciones municipales, los populares han perdido la mitad de su electorado en la ciudad. El candidato Alberto Fernández Díaz, con el 99,84% del voto escrutado, ha obtenido poco más de 60.000 apoyos, el 8,7% de los sufragios, lejos de los 104.301 (el 17,22%) de 2011. Un resultado que les deja con solo tres ediles en el Ayuntamiento. Hay que remontarse hasta 1987, cuando el partido aún era Alianza Popular, para encontrar unos números similares. Entonces, con Enrique Lacalle al frente, los populares consiguieron 69.419, el 7,5% de las papeletas, que les dio tres representantes en el Consistorio. El PP pasa así de tercera a sexta fuerza en el Ayuntamiento.

Fernández Díaz, candidato por cuarta vez, ha centrado su campaña en hablar de la ciudad, sabedor del desgaste de la imagen de su partido. Trabajo, civismo, seguridad, personas, economía e inmigración, han sido sus ejes, y se ha desgañitado durante estos quince días tratando de desvincular las elecciones municipales del proceso soberanista. Un discurso que no le ha valido al partido para igualar, ni mejorar, como había vaticinado el candidato popular durante la campaña, los resultados de los pasados comicios, en los que obtuvieron nueve ediles, el mejor resultado de su historia en la ciudad, lo que les permitió ser en el principal aliado de Xavier Trias.

Fernández, acompañado de los números dos y tres de su lista, Ángeles Esteller y Javier Mulleras, y de la presidenta del PPC, Alicia Sánchez Camacho, ha remarcado que la fragmentación y el voto “no solo en clave barcelonina, sino con otras coordenadas”, ha perjudicado a su formación. Fernández, en una sala en la que solo había periodistas, se ha mostrado esperanzado en conseguir un cuarto edil cuando se recuente el voto por correo.

Aunque todas las encuestas aseguraban que Ciutadans le robaría parte de su electorado, Fernández se ha dedicado estos últimos quince días a atacar a las dos candidaturas con opciones reales de ganar, BComú y CiU. “El Trias de la estelada” y la “antisistema Colau”, ha repetido como un mantra el candadito popular, ajeno a la alcaldable de C´s, Carina Mejías. Un mensaje que no solo no le ha valido para atraer el voto contrario al proceso soberanista, sino que no ha conseguido mantener un electorado que los populares consideran fiel. “Tenemos un panorama muy poco optimista, pero haremos una oposición nítida a la extrema izquierda que puede gobernar en la ciudad”, ha dicho el candidato popular.

No le ha ido mucho mejor al PP en el resto de Cataluña, donde solo han conseguido 232.000 votos (7,49%), 132.000 menos que en las pasadas elecciones municipales (12,68%), y apenas 1.500 más que Ciutadans. Los populares solo han logrado reeditar 214 de los 473 concejales que obtuvieron en 2011. La única nota positiva, como se ha encargado de remarcar Sánchez Camacho, la han dado Xavier García Albiol en Badalona y Manuel Reyes, que han vuelto a ganar en Badalona y Castelldefels. Aún así, la presidenta del PPC ha reconocido el duro palo que ha sufrido su partido: “Tomamos nota de los que nos ha dicho el pueblo catalán”.

Más información