Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras se juega su futuro con la alcaldía de Sant Vicenç dels Horts

El líder de Esquerra Republicana aspira a reeditar en el Ayuntamiento el pacto con CiU e ICV

Oriol Junqueras y Alfred Bosc, esta noche, en el mitin de Esquerra en Sant Andreu.
Oriol Junqueras y Alfred Bosc, esta noche, en el mitin de Esquerra en Sant Andreu.

La frontera entre la victoria y la derrota domingo para Esquerra no solo se medirá con el resultado de Barcelona. También el de Sant Vicenç dels Horts (Baix Llobregat) se seguirá con lupa: el líder del partido, Oriol Junqueras, se juega la alcaldía que arrebató al PSC en 2011. Una jugada arriesgada, puesto que no tiene la reelección fácil. Junqueras ha echado el resto esta campaña para asegurar que pueda repetir la mayoría que suma con CiU e ICV. Pese a sufrir una importante caída, el PSC fue el partido más votado en 2011 y obtuvo 7 concejales, uno más que ERC. Junqueras presume de arriesgarse a volver a presentarse: “¿Qué líder se enfrenta al veredicto de las urnas de su propio pueblo?”, ha reiterado en campaña. La respuesta puede tener doble rasero: si gana, podrá sacar pecho y apuntar una alcaldía metropolitana a ERC; si pierde, sumará motivos de crítica.

Bosch cierra la campaña con la aspiración de ser clave

JORDI MUMBRU

El alcaldable de ERC en Barcelona, Alfred Bosch, terminó ayer su campaña remarcando las tres ideas que defiende su formación: la igualdad social, la transparencia y honestidad y la intención de convertir Barcelona en la capital de un nuevo estado. Durante estos 15 días, el  republicano ha intensificado lo que lleva haciendo desde que ganó las primarias en julio de 2014: visitar barrios, pisar calles y entrevistarse con entidades de todo tipo. Para multiplicar los dos concejales que tiene, ERC han logrado integrar en su lista a otras fuerzas como MES, Avancem o Catalunya Si, y ha fichado al actor Juanjo Puigcorbé (número dos) y el juez Santiago Vidal, que cierra la lista.

"Este proceso nacional es el de transformación social más impresionante que hemos visto en nuestras vidas", dijo este viernes en Sant Andreu en el acto final de campaña.  A medida que se acerca el 24-M, las encuestas han ido mejorando las expectativas de ERC: le otorgan 4 o 5 ediles pero sigue siendo un resultado bajo para sus expectativas iniciales. Los republicanos aspiran a ser claves en la formación del nuevo gobierno. "Haremos el triplete: igualdad, honestidad y capital de estado", ha dicho Bosch.

En el partido cruzan los dedos. Fue el propio Junqueras el que insistió en volver a presentarse, a pesar del riesgo de derrota y de los inconvenientes que ha generado en la campaña: ha limitado mucho su presencia como líder para centrarse en su pueblo, delegando los mítines grandes en la diputada Marta Rovira, secretaria general del partido y su número dos.

En la decisión de Junqueras hay un punto de respuesta a las críticas en el municipio: “Me presenté en 2007 y cuando fui nombrado eurodiputado me dijeron que me iría del pueblo. No lo hice. En 2011, ya alcalde, dijeron que me iría para dedicarme al partido. No me fui, y me he vuelto a presentar: porque es mi pueblo, lo quiero, y me siento orgulloso de todos vosotros”, dijo ayer en el mitin final.

Junqueras juega dos bazas en su campaña local: la mejora de las políticas sociales y la promoción que ha hecho del municipio. No hay acto público o declaración en la que el líder de ERC se olvide de Sant Vicenç dels Horts. Pero su rival del PSC también ha hecho una dura campaña para ampliar la distancia sobre Junqueras. Si mantiene las distancias con los socialistas, ERC depende de sus socios, CiU e ICV. Los votos que pierdan los nacionalistas pueden beneficiar a los republicanos; mientras que la candidatura ecosocialista está amenazada por la presencia de una marca auspiciada por Podemos. Si suman, hay predisposición para repetir, como apunta Cati Mestres, candidata de CiU: “El gobierno nos ha ido bien, ha dado confianza. Si sumamos, repetimos”. En ICV no lo dan por hecho.