Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifiesto en Barcelona contra la instrumentalización cultural

Juan Marsé, Juan Goytisolo, Manuel Borja-Villel, Cristina Iglesias o Slavoj Zizek, entre los 157 firmantes que apoyan la iniciativa

Manifestación de 2011 contra los recortes en cultura delante de la fachada del Macba.
Manifestación de 2011 contra los recortes en cultura delante de la fachada del Macba.

Juan Goytisolo, Juan Marsé, Oriol Bohigas, Manuel Borja-Villel, Cristina Iglesias, Claudio López de Lamadrid, Lluís Homar, Lluís Pasqual, Eva Lootz o Josep Lluís Mateo aparecen en la extensa lista de personas vinculadas con el mundo cultural, sobre todo del mundo editorial, el arte, el teatro y la danza, que suscriben un manifiesto “por una democratización urgente y real de las instituciones culturales” en Barcelona. Identificados como Observatorio 18M (por el Día Internacional de los Museos que se celebró el pasado lunes), la iniciativa, que se dio a conocer ayer, asegura estar preocupada “por la deriva de la política cultural en la ciudad en los últimos años”. Consideran que se puede “estar entrando en una fase de declive grave. La crisis del Macba es una señal en ese sentido, pero no la única”.

Con adhesiones también de intelectuales, artistas y periodistas, como Frederic Amat, Antoni Llena, Eulàlia Valldosera, Manel Esclusa, Victoria Combalía y Maruja Torres, el texto denuncia que tres centros de la ciudad, la Fundación Tàpies, el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) y el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba), están sufriendo ahora “la tendencia a instrumentalizar los centros culturales”, cuando “han funcionado como un verdadero servicio público” y han destacado “por su impacto en la ciudad y su proyección internacional”.

En el manifiesto, que se ha difundido vía internet entre los diferentes miembros de estos colectivos y que este viernes será difundido en las redes sociales, con la idea de que se sumen nuevos firmantes, se asegura que “al repunte de una política cultural corporativa y parroquial que aspira a monopolizar el debate público, utilizando los museos como escaparate y propaganda partidista, se suma la creciente captura regresiva de las políticas culturales por las guerras identitarias”.

Extranjeros

El manifiesto, que cuenta también con las firmas extranjeras de Antonio Negri, Slavoj Zizek, Alberto Toscano, Steve Edwards, Martha Rosler o Lars Physant, prosigue afirmando que el reciente “cambio de dirección del CCCB por cargos de partido; el golpe de mano en el Macba, dado con nula transparencia; las convocatorias de concursos para la dirección de museos y centros de arte, en las que se privilegia de manera equívoca el perfil local del director y cuyos jurados, de composición dudosa, son meramente consultivos y dejan las decisiones finales en manos de los cargos políticos, son algunos síntomas de la tendencia irrefrenable a vaciar los centros culturales de su responsabilidad intelectual”.

“Los profesionales de la cultura verdaderamente comprometidos con un proyecto democrático, emancipador y progresista no podemos quedarnos de brazos cruzados. Ante el actual estado de emergencia debemos dejar a un lado la diversidad de criterios para afirmar que sólo son posibles nuestras diferencias si se garantiza la existencia de unas instituciones culturales democráticas que funcionen con autonomía y rigor al servicio de la sociedad”, continúa el documento. Y termina: “No podemos ser cómplices de la desertización cultural de Barcelona. El capital cultural público acumulado está siendo dilapidado. Recuperemos las instituciones, salvémoslas de la regresión, del control partidario y del abandono”. Uno de los firmantes, que pide conservar el anonimato, subraya que el manifiesto “no nace de ninguna plataforma ni grupo político que quiera captar votos de cara a las próximas elecciones, sino que se ha extendido de una forma inédita, a través de una comunicación en red transversal, tras comprobar el estado de las instituciones culturales barcelonesas”. Sí admite “el golpe que puede representar” al darse a conocer en plena recta final de la campaña electoral del próximo domingo. “Es un aviso general para quien gobierne”, remacha.

La idea de crear el manifiesto, surgió, explica este firmante, para celebrar de una forma más activa el Día Internacional de los Museos del pasado 18 de mayo, de ahí su denominación Observatorio 18M.

Más información