Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el niño al que le cayó la rama de un árbol en su colegio en Reus

El menor, de cinco años, jugaba en el patio cuando el viento causó el accidente

Padres de alumnos colocan flores en la verja del colegio.
Padres de alumnos colocan flores en la verja del colegio.

El niño de cinco años que el viernes a mediodía quedó malherido en el patio de una escuela de Reus por el impacto de la rama de un árbol ha muerto la tarde de este sábado después de que los médicos desconectaran las máquinas que aún le mantenían con vida tras haber entrado en "muerte cerebral irreversible" la pasada madrugada. El pequeño estaba en el patio de la escuela Maria Cortina de la localidad cuando recibió el golpe de una rama que se había desprendido de un árbol, como consecuencia del fuerte viento que durante todo el día sopló en las comarcas de Tarragona.

La rápida intervención del equipo docente, primero, y de los facultativos médicos, una vez llegaron al lugar, permitió evacuar con rapidez el menor hasta el Hospital Joan XXIII de Tarragona. Debido a la gravedad de la situación en que se encontraba, posteriormente se decidió el traslado del menor en un helicóptero medicalizado hasta el Hospital Vall de Hebron de Barcelona. Su diagnóstico era crítico.

La escuela Maria Cortina está situada cerca de la plaza de la Llibertat, en pleno centro de Reus, y dispone de un patio extenso donde hay plantados varios árboles. Es un centro concertado con una larga tradición en la capital del Baix Camp y entre su alumnado hay escolares desde educación infantil hasta ESO.

El centro ha expresado esta mañana en un comunicado su pésame a la familia y ha informado de que está preparando actos en recuerdo del alumno para la semana que viene. El colegio ha achacado la tragedia a la "mala fortuna" de que coincidiera una fuerte racha de viento con la rotura de la rama y el hecho de que el niño estuviera jugando justo debajo. El comunicado añade que el árbol, como el resto de vegetación natural, son objeto de un regular y cuidado trabajo de mantenimiento.

El colegio ha querido agradecer las muestras de apoyo recibidas de otros centros, y ha pedido respeto a la intimidad de la familia y al conjunto de la comunidad educativa "en unos momentos de dolor en los que necesitan apoyo moral y tranquilidad".

El Ayuntamiento de Reus ha colocado un crespón negro en la fachada en señal de luto. El alcalde de Reus, Carles Pellicer, en nombre de toda la corporación municipal, ha expresado el pésame a la familia del menor.