Izquierda Unida quiere subir el IBI de las viviendas vacías

En la región hay 1.890 viviendas de protección oficial vacías y 263.000 viviendas sin ocupar

El coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, propuso ayer subir el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a las viviendas que estén vacías. “De este modo, se conseguiría animar el mercado del alquiler”, argumentó. “No hay derecho a que haya tanta gente sin casa y tanta casa sin gente”.

Lara, que se declaró convencido de que en España hay “impuestos insuficientes e injustos”, hizo esa propuesta junto a la Torre Picasso, imagen icónica de los grandes negocios de la capital, en compañía de Luis García Montero, el candidato de la coalición a la Comunidad de Madrid. El IBI, que Esperanza Aguirre promete reducir en cuatro años a la mitad, ha triplicado su precio en una década. En 2013 supuso el 28% de los ingresos corrientes (1.179 millones) del Ayuntamiento de Madrid, la partida más grande.

Raquel López, candidata de IU a la Alcaldía de la capital, lleva en su programa este aumento del impuesto en las casas desocupadas. En la región, según un estudio publicado recientemente por la oficina del Defensor del Pueblo, hay 1.890 viviendas de protección oficial vacías. Pero no son las únicas: en 2011 el censo contabilizó 263.000 viviendas sin ocupar, una cifra que supera en mucho la media europea.

IU pretende también terminar con las bonificaciones al Impuesto de Patrimonio en Madrid y lograr que las grandes empresas tributen un 35%. “En el paseo de la Castellana”, dijo Lara, “hay tramas de ingeniería fiscal para que las grandes fortunas no contribuyan lo que deben a la Comunidad. No les hace falta irse a Suiza o a Andorra”.

Lara recordó que a menos impuestos, hay menos dinero para sanidad, educación o dependencia. “Reequilibraremos las transferencias a las Comunidades Autónomas”, prometió, “para que puedan ejercer sus políticas”. Lamentó que se deje mucha recaudación en manos de las regiones y los Ayuntamientos, cuando es Hacienda la que tiene “instrumentos coercitivos”: lo que ocurre, dijo, es que no quiere “tener la responsabilidad”. El coordinador sostiene que, además, se necesitan más inspectores para perseguir a los defraudadores.

El acto se convirtió en un mitin contra el PP, y en especial contra Esperanza Aguirre. “Votar PP es aceptar corrupción como animal de compañía”, clamó Lara. Y García Montero se sumó: “Es una ofensa que el PP no tenga otro candidato. Se puede ser de derechas y no robar”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50