Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Basf invertirá 21 millones en la ampliación de su planta de Tarragona

La mejora del consumo impulsa un 12% las ventas de la filial española del grupo químico

Planta de Basf en Tarragona.
Planta de Basf en Tarragona.

Basf Española invertirá 21 millones en la ampliación de su fábrica de formulación de agroquímicos de Tarragona, donde se producen fungicidas líquidos. El grupo creará una nueva línea de producción que conllevará la contratación de 30 personas a partir de 2016. Será entonces cuando las instalaciones estarán preparadas para asumir un aumento previsto del 25% de la producción.

La compañía ha explicado a través de un comunicado que la nueva línea responde a un incremento de la demanda de "fungicidas innovadores" de la industria agrícola. "El hecho de que la última generación de productos de protección de cultivos se fabrique en Tarragona es un hito para nuestra planta española", afirma en un comunicado Erwin Rauhe, máximo responsable de las actividades del gigante químico alemán en el sur de Europa y consejero delegado de Basf Española. Los 21 millones anunciados suponen la mayor inversión en una única planta española en los últimos años y llegan de la mano de la división que genera menos ventas del grupo, pero la que en 2013 fue capaz de generar más Ebitda por volumen facturado.

Basf ha anunciado también un incremento de sus ventas en España del 12%, que se elevaron hasta los 1.194 millones de euros en 2014. Esa mejora, que casi cuadruplica el crecimiento del sector químico en España el pasado año, llega de la mano de la recuperación económica. El negocio de la división especializada de pinturas y recubrimientos para el sector del automóvil es uno de los principales impulsores de la mejora.

Basf Española tiene su sede en Barcelona y cuenta con centros de producción en Tarragona, Guadalajara, L’Hospitalet de Llobregat, Castellbisbal, Zona Franca (Barcelona), Utrera, Mejorada del Campo, Cabanillas del Campo, Tudela y Rubí. El grupo facturó en todo el mundo 74.000 millones de euros y tiene como objetivo alcanzar los 80.000 millones este ejercicio.