El personal de Parcs i Jardins pide dejar de usar herbicidas tóxicos

La OMS incluyó en marzo el glifosato en la lista de "posibles carcinógenos"

Los delegados de prevención de Parcs i Jardins del Ayuntamiento de Barcelona exigieron este miércoles que la empresa pública deje de utilizar herbicidas que contengan glifosato, una sustancia que la Organización Mundial de la Salud incluyó en la lista de "probables carcinógenos para humanos" a finales de marzo. Los trabajadores apelaron al principio de precaución para que la Administración deje de rociar los parques de la capital catalana con RoundUp Ultra Plus, un producto de la multinacional Monsanto compuesto en un 36% por glifosato, que elimina la mala hierba.

El glifosato fue desarrollado por Monsanto en la década de los 70 y desde entonces se ha convertido en el activo más común en los herbicidas. Alrededor de una veintena de operarios de Parcs i Jardins lo esparcen con un difusor monogotas, protegidos con monos de algodón, máscaras con filtro y guantes de nitrilo. Los delegados explicaron que al tratarse de espacios públicos, no es solo el personal de la compañía el que se expone a este químico sino también los viandantes.

"En 2012 pedimos al alcalde que se deje de usar el glifosato pero no recibimos respuesta. La compañía dice que es un producto legal aprobado por la Generalitat y que por lo tanto se puede utilizar", aseguró Estefanía Portolés, responsable de prevención. El médico del Centro de Análisis y Programas Sanitarios, Pep Martí, explicó que si bien no se han hecho pruebas para conocer los efectos del glifosato en el ser humano, sí se sabe que en animales la sustancia provocó síntomas neurológicos, partos prematuros, abortos, patologías neurodegenerativas y algunos tipos de cáncer.

Los trabajadores defienden que quitar las malas hierbas no es una tarea "prioritaria", por lo que no justifica poner en riesgo la salud del personal y del resto de ciudadanos. "Una de las alternativas es lo que se ha hecho toda la vida: sacarla a mano. Lo que tienen que hacer es contratar más gente", zanjó Daniel Agrás, coordinador de los responsables de prevención en la compañía.

El Consistorio sostuvo que el glifosato está "autorizado e incluido en el registro de productos fitosanitarios del Ministerio de Agricultura" y defendió que tiene "la toxicidad más baja del mercado", pero que continúa probado métodos alternativos que, de momento, han tenido poca eficacia.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50