El PSOE tantea al PP sobre la investidura de Susana Díaz

El pacto anticorrupción con Ciudadanos se pospone

El popular Juan Manuel Moreno, en Sevilla.
El popular Juan Manuel Moreno, en Sevilla.BERNARDO PÉREZ

Socialistas y populares abrieron este miércoles conversaciones sobre la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía, después de que el día anterior todos los grupos de la oposición votaran en contra de la elección y se alejasen las posibilidades de acuerdo del PSOE con Ciudadanos y Podemos. El portavoz socialista, Mario Jiménez, y el del PP, Carlos Rojas, celebraron en el Parlamento, a iniciativa del primero, una reunión que fuentes de los dos partidos calificaron de “cordial”. Rojas entregó a su colega del PSOE las 146 propuestas que el día anterior esbozó el presidente del PP, Juan Manuel Moreno, en el debate con Díaz en el pleno de investidura.

Hasta ahora, todos los gestos del PSOE han ido dirigidos a conseguir la abstención de las fuerzas emergentes, Podemos (15 diputados) y Ciudadanos (nueve). Díaz necesita sumar el viernes —primer día de la campaña electoral— más votos positivos que negativos, en la segunda votación, y 16 abstenciones le dejaría el camino libre. Los socialistas tantean ahora al PP (33 diputados) después de que Podemos y Ciudadanos endurecieran sus posiciones para dejar pasar la investidura. Pese a la dureza del cruce de reproches del debate entre Díaz y Moreno en el pleno parlamentario, ninguno dio portazo a una puesta en común que permita desbloquear la situación. La posición unánime en el grupo popular andaluz —donde Javier Arenas tiene escaño— es contraria a dar facilidades a Díaz, aunque fuentes del PP afirman que Moreno tiene un enfoque más posibilista.

Los negociadores socialistas se quejan en privado de las posiciones vacilantes de los partidos nuevos, que atribuyen al vértigo de que un acuerdo con los socialistas les perjudique el ascenso que les pronostican las encuestas en otras comunidades y Ayuntamientos en plena campaña. “Incrementan continuamente las exigencias, porque no saben construir, están fuera de la realidad”, se lamenta un dirigente socialista.

Ciudadanos, que votará no a la investidura, exige que el PSOE pida ya a los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán que entreguen sus actas de diputado y senador. La respuesta del PSOE ha sido la de retrasar la firma del pacto anticorrupción con este partido, prevista para hoy, hasta después de la investidura. “Nos hemos enterado por los medios de comunicación. Ellos tendrán que decir por qué no quieren firmarlo ahora”, afirmó Juan Marín, el líder de Ciudadanos en Andalucía. “Somos gente razonable, pero no tontos. Queremos hechos”.

Los socialistas también reprochan falta de voluntad negociadora a Podemos, cuyos interlocutores, según afirman, no contestan a sus llamadas. El secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, calificó este miércoles de “burla” la actitud de los socialistas en las negociaciones. Hoy por hoy, la decisión de Podemos de abstenerse en la votación del próximo viernes se antoja muy lejana. Pascual afirmó que si optan por la abstención, esta decisión no se someterá a referéndum de las bases de Podemos porque “no se trata de ningún pacto” y “no hace falta”. También ve dificultades “por los tiempos parlamentarios”. Esta posición contrasta con la de la secretaria general de Podemos de Andalucía y portavoz en el Parlamento andaluz, Teresa Rodríguez, quien el martes no descartó realizar esta consulta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS