Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un acusado de Terra Mítica admite las facturas falsas

"Venían negritos que trabajaban noche y día", afirma Rubio para explicar que las empresas no tenían empleados de alta

Vista del parque temático Terra Mítica.
Vista del parque temático Terra Mítica.

José Luis Rubio Juárez, hijo del empresario del mismo nombre y también acusado en el caso Terra Mítica, afirmó este lunes ante el tribunal que se falsificaron facturas a su nombre. Rubio Juárez mantuvo que se hizo autónomo a instancias de su padre, pero que nunca hizo trabajos como tal ni facturó a otras empresas de la supuesta trama que funcionó en torno a la construcción del parque temático de Benidorm como consta en el sumario.

Según el acusado, se enteró de la existencia de las facturas al ser imputado por el juez y a raíz de ello rompió la relación con su progenitor. La fiscalía solicita que sea condenado a 12 años y ocho meses de prisión.

José Luis Rubio Sánchez, el padre, es uno de los principales imputados en el juicio, en el que se enfrenta a 41 años y medio de cárcel. La Agencia Tributaria mantiene que a sus empresas fueron a parar muchos de los pagarés emitidos por Terra Mítica o por sociedades que cobraron por trabajos supuestamente falsos en la construcción del parque temático, en lugar de a las cuentas de otras mercantiles a las que se dirigían. Más tarde, según Hacienda, el dinero era extraído en grandes cantidades de las cuentas de las empresas de Rubio Sánchez.

En el juicio declararán empleados de oficinas bancarias de las que se sacaron grandes sumas de dinero

Para intentar demostrarlo, las fiscales del caso, Carmen García y María Ángeles Martínez, así como el abogado del Estado, han pedido que declaren empleados de las oficinas bancarias desde las que presuntamente se sacaron esas grandes sumas de dinero.

A Rubio Sánchez le preguntaron durante el interrogatorio si había actuado como “banquero” o “recaudador” de la trama. El acusado negó haberlo sido o haber tenido noticia de la existencia de la supuesta red.

Para llegar a la conclusión de que alrededor de Terra Mítica actuó un entramado de empresas que emitían facturas falsas para justificar trabajos irreales en el parque y eludir el pago de impuestos, Hacienda señala que las mercantiles no tenían trabajadores ni daban otros signos de actividad, como pagos a proveedores. Para contrarrestar esa tesis, varios acusados han declarado que en el parque trabajaban “sin papeles” a los que no se podía dar de alta. Rubio Juárez repitió este lunes el argumento, asegurando que a las empresas de su padre acudían “negritos que trabajan noche y día”.