Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una vecina delante del Consistorio de Reus: “Yo no podría ni salir a la calle”

Los vecinos de la ciudad se apiñan delante del ayuntamiento para condenar el caso de corrupción sanitaria

Vecinos delante del Ayuntamiento de Reus
Vecinos delante del Ayuntamiento de Reus.

La presencia de media docena de agentes de la Guardia Civil ante las puertas del Ayuntamiento de Reus, y de otra decena de guardias registrando las oficinas, es la comidilla esta mañana en la plaza Mercadal, centro neurálgico de la ciudad. Intrigados por lo que pueda estar pasando dentro de la casa consistorial, decenas de vecinos hacen guardia junto al espectacular despliegue de medios de comunicación que se apiñan frente a las majestuosas columnas que custodian la entrada al ayuntamiento. 

"Qué está pasando?" es trending topic esta mañana en Reus. "Vaya espectáculo hay aquí montado", dice una joven que acaba de salir del instituto y que se ha acercado hasta el meollo de la actuación policial para constatar si era verdad, como le habían dicho, que la Guardia Civil ha tomado esta mañana el ayuntamiento.

Cuando los curiosos oyen que toda la movilización tiene que ver con el caso Innova, las reacciones se mimetizan. "Puf, otra vez lo mismo", comenta una vecina que, a continuación y haciendo referencia a la mancha que se extiende sobre la clase política municipal, añade que "yo ya no podría ni salir a la calle", haciendo referencia ala vergüenza que sentiría.

A Prat seguro que no le pasará nada, pronostica otra vecina

"A Prat seguro que no le pasará nada", pronostica otra vecina que permanece apostada tras las cámaras de televisión. Se refiere a Josep Prat, el cerebro de la trama Innova y antiguo director general del Servei Català de Salut.

De hecho, a pesar de que sombra de Prat es alargada, la atención se centra hoy sobre Teresa Gomis, primera teniente de alcalde y miembro de una conocida saga familiar en "el Reus de toda la vida". La concejal llegó al ayuntamiento a primera hora de la mañana y acompañada de la Guardia Civil. Entonces la plaza estaba casi desierta. A Gomis le espera un trayecto de regreso con mucha más compañía.

Más información