Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vall d'Hebron tendrá habitaciones individuales para parturientas

La directiva prepara una reestructuración de la gestión de los servicios del hospital

El hospital de Vall d'Hebron de Barcelona dispondrá de habitaciones individuales para mujeres que acudan al centro a dar a luz a partir de mayo. "Se ha ordenado esta distribución con la misma enfermería y la misma estructura", explicaron ayer el gerente del complejo sanitario, Vicente Martínez Ibañez y la directora asistencial, Ana Ochoa de Echagüen. Las estancias hasta ahora eran dobles.

El hospital materno-infantil dispone de tres plantas para partos y cirugía ginecológica pero, según reveló Ochoa de Echagüen, “una de ellas no estaba ocupada al 100%”, por lo que se reestructuró el servicio —“sin costes añadidos”, matizó— para dedicar dos plantas enteras a ingresos de las parturientas. Esta reforma, confesaron los directivos, también ha sido posible porque se ha reducido el número de nacimientos. “Tampoco es normal que se siga con la misma estructura que cuando se hacían 500 partos más”, explicó Ochoa de Echagüen, que cifró en torno a los 3.000 los alumbramientos anuales que se realizan en el centro.

La medida, que se engloba dentro de la “importante reestructuración” que está sufriendo el hospital tras la entrada de la nueva directiva hace unas semanas, pretende responder a algunas de las quejas que más presentan los usuarios del Vall d'Hebron: “La gente se queja de las largas esperas, y de la confortabilidad. Con esta reorganización mejoramos mucho, a efectos prácticos, la atención al paciente”, explico Ochoa de Echagüen.

Reordenar urgencias

Además del área materno-infantil, Martínez Ibañez también explicó los cambios en la organización de las urgencias del área general, una de las zonas más conflictivas del centro por la constante saturación del servicio. “Hemos empezado una nueva forma de funcionar en base a grupos, con trabajadores que se reunirán y decidirán ellos los modelos de funcionamiento tras evaluar y detectar los procesos que se pueden mejorar. Se trata de consensuar un protocolo de mejora continua”, apuntó el gerente.

Los directivos expusieron que la prioridad de la nueva organización es “dar máxima agilidad” a los circuitos de atención. “Queremos que los porfesionales tenga un papel importante en la gestión para mejorarla de forma consensuada”, añadió Ochoa de Echagüen.