Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La huelga de técnicos de Movistar deja a municipios sin servicio una semana

La compañía recupera el servicio de Torrelameu, una población de 700 personas

La huelga estatal de los trabajadores de las contratas y subcontratas de Telefónica ha causado incidencias en varios municipios catalanes, según ha confirmado la compañía. Los 700 habitantes del municipio de Torrelameu, en la comarca de la Noguera, han vuelto a tener este viernes teléfono e Internet después de una semana sin ambos servicios, según informaron fuentes del Ayuntamiento de dicha localidad. Unos ladrones cortaron el jueves de la semana pasada los cables de la red y la empresa ha sido incapaz de restituir la línea hasta hoy.

El Consistorio ha evitado vincular esta demora con el paro indefinido de los técnicos que dan mantenimiento a la multinacional, que protestan desde el pasado 7 de abril contra los bajos salarios y la precarización del sector. El Ayuntamiento, sin embargo, ha admitido que esta es la "tercera o cuarta" vez que el pueblo se queda sin teléfono a causa de un robo en los últimos meses y que en las ocasiones anteriores la reparación no tardó más de dos días.

"No tenía Internet en casa, pero bueno, eso no es tan grave", comenta Mercé Gené, que regenta una peluquería en la localidad. "El problema es que los que tenemos un negocio necesitamos la línea telefónica para trabajar. He estado casi una semana sin que la gente pudiera llamar a coger hora. Y me costó mucho que Telefónica me desviara las llamadas al móvil porque decían que tenía que esperar 48 horas", se queja.

La compañía ha admitido que han habido incidencias en La Seu d'Urgell, Berga y otros puntos de la comarca del Berguedà, pero asegura que ya han sido solucionadas e insiste en que la huelga no tiene mayor afectación en sus clientes.

"En Cataluña hay algunas localidades perjudicadas, son pueblos pequeños donde la red no va bien. Pero en el resto de España, hay muchas más", afirma José Juan Marín, el responsable de Política Industrial de la Federación de Industria de CC OO en Cataluña. "Telefónica está jugando a la no afectación, pero hay otra realidad que no se ve: las altas. Ahora que la empresa ha aumentado las cuotas de sus usuarios en cinco euros, muchos han pedido la portabilidad y, a causa de la huelga, estas están paralizadas", añade.

Trabajadores de la empresa de atención al cliente Atento, que realiza este servicio para Telefónica, afirman estar "desbordados" por las quejas de los clientes desde que empezara la huelga. "Hay averías abiertas desde el mismo día 7 que aún no se han arreglado. Si antes este tipo de llamadas suponían el 5% y el 10%, ahora entre el 50% y el 60%", aseguran.

Más información