Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Libre y con orden de alejamiento el franciscano imputado por abusos

El fraile sale de prisión mientras prosigue abierto el caso pero no podrá acercarse ni a Pedrafita do Cebreiro ni a sus supuestas víctimas, una menor y un discapacitado

El Juzgado de Instrucción de Becerreá ha emitido un auto de libertad provisional para el fraile franciscano que se hacía cargo del santuario de O Cebreiro (Lugo) que había sido encarcelado en Bonxe acusado de abusos sexuales a un discapacitado psíquico y a una menor. Según ha ratificado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), el auto se dictó el pasado viernes con orden de alejamiento de las víctimas y del propio término municipal lucense de Pedrafita. Las investigaciones siguen abiertas por ahora.

José Quintela, de 56 años, abandonó en la pasada jornada la prisión de Bonxe. Había sido detenido a finales de febrero y, en su declaración ante el juez de Becerreá reconoció haber mantenido relaciones sexuales consentidas con una joven de 17 años. Sin embargo, negó haber abusado de una persona discapacitada y haber pagado con dinero del cepillo del santuario de O Cebreiro a las víctimas para mantener relaciones sexuales, dos hechos que también se le imputan.

También la joven incidió en su declaración en que las relaciones con el fraile eran consentidas y en que ella no le pedía dinero, si bien admitió que éste le daba cantidades que podian rondar los 300 euros a modo de ayuda económica, ya que su familia cuenta con escasos recursos. El discapacitado, primo de la chica, también admitió haber recibido dinero del fraile en una ocasión.