Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No somos Ñetas. Pasábamos por ahí”

Cuatro acusados niegan haberse peleado a machetazos en un cercanías

Erick Rodrigo J. L, Jonathan Francisco V. E., Alexander David D. E. y Daniel Isaías G. L, los cuatro jóvenes acusados de pertenecer a los Ñeta y haber participado en una reyerta en un vagón de Cercanías han negado en el juicio su pertenencia a la banda. “No somos Ñetas. Pasábamos por ahí”. Estos han sido los principales argumentos utilizados por los cuatro acusados para negar que el 17 de noviembre de 2012 en torno a las 6.30 de la mañana, se enzarzaran en una trifulca con machetes, puñales y botellas contra otro grupo que viajaba en el mismo vagón y que se saldó con varios heridos.

Durante la reyerta, varias personas resultaron heridas por arma blanca

Asociación ilícita, intento de homicidio, lesiones con instrumentos peligrosos, participación en riña tumultuaria y tenencia ilícita de armas son los delitos por los que la fiscalía pidió ayer, en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial, condenas de 12 años y seis meses de prisión para Alexander David; diez años y seis meses para Erick Rodrigo; siete años y seis meses para Jonathan Francisco, y dos años y seis meses para Daniel Isaías. Todos los jóvenes poseen numerosos antecedentes penales y constan en los registros de identificación y detención de la Policía Nacional, en algunos casos como integrantes de la banda.

“¡A los Ñeta se respeta!” o “¡No se juega con los Ñeta!” fueron algunas de las frases que, al parecer, los jóvenes gritaron en el vagón de tren antes de comenzar la gresca en la estación de Atocha. Erick Rodrigo, Jonathan Francisco y Daniel Isaías viajaban en el vagón en compañía de varias personas más que no pudieron ser identificadas. Compartían convoy con otro grupo de jóvenes, cuando, al llegar a Atocha, se subió al vagón Alexander David con un machete en la mano. “No llevaba ningún machete”, dijo ayer el acusado, que reconoció que esa madrugada volvía de fiesta e iba borracho. También dijo que iba medio dormido en el vagón cuando estalló la pelea.

Al paso del tren por Atocha, fue cuando se armó la gresca; el supuesto grupo de ñetas sacó diversas armas, cuchillos, machetes y botellas de cristal, y, lanzado gritos y consignas, comenzó el ataque a los otros jóvenes, entre los que había dos menores.

“Me disponía a bajar y me tiraron una botella”, declaró Erick Rodrigo, quien, como Jonathan Francisco, se encuentra en prisión provisional desde el día de los hechos. Erik Rodrigo también dijo que alguien le atacó con un machete. Un cambio sustancial con respecto a la declaración que realizó tras la pelea, cuando reconoció que uno de los participantes se lio a machetazos contra un tal Kevin. En el juicio lo ha negado y, como sus compañeros, ha dicho que no conocía al resto y que simplemente pasaba por ahí cuando se vio inmerso en la pelea.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram