Feijóo defiende el AVE gallego frente al coro de voces en su contra

El rechazo de Ciudadanos se suma ahora a CiU, UPyD y Podemos y la Xunta recuerda que nadie criticó las otras líneas ya construidas

La propuesta de Ciudadanos de paralizar las obras de AVE en marcha se suma, en el caso de Galicia, a planteamientos similares ya expresados con anterioridad por distintos cargos de CiU, UPyD y Podemos. A todos ellos el presidente de la Xunta, el popular Alberto Núñez Feijóo, ha respondido lo mismo: que la línea de alta velocidad entre Galicia y Madrid actualmente en construcción no debe valorarse por su rentabilidad económica sino por lo que significa para la articulación territorial de España. Según ha explicado a este periódico Luis Garicano, autor del programa económico del partido de Albert Rivera, Ciudadanos aboga por "reducir drásticamente" esta inversión, que supone 3.500 millones de euros en los presupuestos del Estado de esta año.

“Me parece sorprendente que surja [la polémica] cuando se trata de conectar Madrid con seis millones de habitantes, que son justamente los que vivimos en Castilla León y Galicia, y que esto sirva además para cocectar Galicia con Portugal”, lamentó el presidente gallego hace un par de semanas, en respuesta a las últimas críticas llegadas desde Cataluña. “Si hay un AVE internacional, además del AVE a Cataluña, ese AVE, sin duda, es el AVE de Galicia, porque es el único que nos conecta con Portugal", dijo entonces, y extrapola ahora su gabinete como respuesta a todas las críticas similares.

"Estamos acostumbrados a que cada vez que se hacen infraestructuras hacia el noroeste surjan voces de partidos políticos cuestionando que las infraestructuras deberían quedar exclusivamente en el Sur y el Mediterráneo", lamenta Feijóo sobre lo que considera como una polémica “ficticia”.

Podemos también ha propuesto frenar la inversión en alta velocidad ferroviaria pero la compostelana Carolina Bescansa, una de sus fundadoras, matizó hace unos meses en una visita a Santiago que, aunque ve "dudosa" la rentabilidad social y económica de este tipo de infraestructuras, su opinión personal es que “quizás tenga aún menos sentido no acabar la obra", en referencia a la línea que une Galicia con la Meseta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS