Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El escaparate del MIC

La igualdad y la diversidad presiden el torneo internacional del fútbol base

El equipo infantil del Barça celebra el título conseguido en el MIC. Ampliar foto
El equipo infantil del Barça celebra el título conseguido en el MIC.

La Mediterranean International Cup (MIC) asoma poco a poco la cabeza entre los torneos de fútbol base más prestigiosos del panorama mundial, capaz de abrazar en su XV edición a equipos como el Aldelaide de Australia o al Yokohama de Japón. La lista de talentos surgidos de los campos de la Costa Brava es innumerable por la comparecencia de selecciones como la de Brasil. Neymar ya dejaba eslaloms prodigiosos a los 16 años en un equipo en el que también brillaban Coutinho, jugador del Liverpool, y Wellington Silva, propiedad del Arsenal y cedido al Almería. Lucas Leiva, Casemiro, Cesc Fàbregas, Busquets, Mata y Bojan son jugadores que también han pasado por el MIC.

El ritmo frenético de partidos y la diversidad hacen del MIC un torneo en el que se suceden historias de lo más variadas, como la del Begur, una localidad con 4.000 habitantes, cuyo equipo alevín venció al Madrid. Aunque influyó la suerte, el empeño de 11 niños de 12 años por derrotar a un gigante emocionó a un pueblo, que acabó por invadir por primera vez el municipal de Begur. La gesta cobró mayor importancia cuando se supo que el ganador del torneo era el Madrid. El MIC presentó este año un cartel espectacular por la presencia del Madrid, Barça, Manchester United, Málaga, Atlético Madrid y Sevilla, además de la Academia Aspire, creada con vistas al Mundial de Qatar 2022, vencedora el año pasado en tres categorías, campeona esta vez con los cadetes.

El campeón juvenil ha sido el Málaga, que eliminó en semifinales al Barcelona (2-1) y en la final al Atlético (2-1). Se nota la mano de Josep Manel Casanova, director de la cantera del club andaluz y con anterioridad de la del Espanyol. No es casualidad la presencia en el primer equipo de tantos canteranos, jugadores como Juanmi, Castillejo o incluso Darder, incorporado del filial del Espanyol. La figura ha sido Kuki Zalazar, hijo de José Luis Zalazar, jugador del Albacete y del Espanyol. El Aspire, mientras, impuso su físico en los cadetes ante el Alboraya (2-1), sorprendente finalista, después de apear al Espanyol y al Villarreal.

El mejor representante del Barça fue el infantil, que maravilló con su fútbol coral, siempre ofensivo y de combinación, y también por la calidad individual

El mejor representante del Barça fue el infantil, que maravilló con su fútbol coral, siempre ofensivo y de combinación, y también por la calidad individual: Anssumane Fati, máximo goleador; Adrián Bernabé, un interior de bolsillo con una zurda de seda, incorporado en su día del Espanyol; Eric García, central de gran presencia y muy aseado en la salida del balón; y Nico González, hijo del exdeportivista Fran González, un jugador de mucha jerarquía en el equipo dirigido por Denis Silva. Ya ganador del torneo de Brunete, el infantil campeón del MIC está considerado como la joya de la corona de La Masia. Los azulgrana eliminaron al Aspire en las semifinales (2-0) y se impusieron en la final al Madrid (2-4).

Hubo dos campeones en la categoría alevín porque la competición se divide en fútbol 11 y fútbol 7. El Madrid le ganó al Barça en la primera por 1-0 y en la segunda el Espanyol se impuso al Valencia por 3-2. El campeón femenino fue el Oberena de Pamplona.

Unos 200 equipos disputaron casi 600 partidos en cinco días, rematados con la jornada de ayer, que llegó a congregar a más de 5.000 aficionados.